Menú Buscar
La presidenta de la CCC, Rosa Eritja, en una imagen de archivo / CG

La Confederación de Comercio de Cataluña se disuelve ahogada por las deudas

La patronal mayoritaria del sector echa el cierre tras 31 años de historia

2 min

La Confederación del Comercio de Catalunya (CCC) se disolverá al no poder hacer frente al pago de la deuda que lastra sus cuentas. La entidad, mayoritaria en el sector, ha decidido echar el cierre al verse incapaz de abonar las sumas que adeuda, sobre todo, a sus exempleados. La decisión ha sido tomada por unanimidad y pone fin a 31 años de historia de la asociación, que recientemente se vio envuelta en el escándalo por el cese de su presidente, Miguel Ángel Fraile.

La asamblea general de la entidad tomó la decisión el lunes, y la presidenta de la CCC, Rosa Eritja, confirmó el resultado poco después. La directiva citó la imposibilidad de abonar las indemnizaciones a los extrabajadores com causa del cese de actividades, aunque rehusó cuantificarlas.

Insolvencia

El desmantelamiento de la patronal se producirá con la petición de abrir un concurso de acreedores en los próximos días. De hecho, la agrupación empresarial se encuentra en preconcurso desde el mes de junio, cuando la cúpula se vio incapaz de hacer frente a una deuda de dos millones que tiene con bancos (40%) y proveedores.

La entrega de los libros de la CCC al juzgado se producirá después de que la asamblea general de la entidad rechazara un plan de viabilidad presentado por la presidenta. La hoja de ruta contemplaba que las asociaciones y organizaciones territoriales asumieran el pago de las obligaciones contraídas por la entidad.

Presidente cesado

La desaparición de liquidar la agrupación empresarial llega dos meses después de que la dirección avalara la dimisión del presidente, Miguel Ángel Fraile, por "falta de confianza". Antes, el directivo fue acusado de "irregularidades" en la gestión y de generar una deuda de dos millones de euros, que algunas fuentes sitúan en los cinco millones.

La CCC representa a unos 90.000 pequeños y medianos comercios, con una fuerza laboral total de 300.000 empleados.