Menú Buscar
Reproducción de Madrid Nuevo Norte, conocida como operación Chamartín / DCN

La Comunidad de Madrid aprueba la operación Chamartín 25 años después

El plácet del Gobierno regional era el último trámite administrativo para que el desarrollo del macroproyecto urbanístico se ponga en marcha

4 min

El consejo de gobierno de la Comunidad de Madrid ha dado la definitiva luz verde a la modificación urbanística que hará posible el proyecto de Madrid Nuevo Norte, tradicionalmente conocido como Operación Chamartín, uno de los desarrollos urbanísticos más ambiciosos de Europa, con una inversión comprometida de 6.000 millones de euros.

El Ejecutivo regional ha estudiado este miércoles el informe favorable que por unanimidad emitió la semana pasada la Comisión de Urbanismo sobre la aprobación de este proyecto urbanístico, que había recibido la aprobación inicial por parte del Ayuntamiento de Madrid a finales del pasado mes de julio.

Nueva estación

El proyecto pretende desarrollar la zona en torno a la estación de Chamartín y las instalaciones ferroviarias aledañas que constituían una brecha entre los barrios situados al norte de la capital. Supondrá actuar sobre una extensión de tres millones de metros cuadrados de terreno a lo largo de una franja alargada de 5,6 kilómetros de longitud que atraviesa el norte de Madrid, desde las proximidades de Plaza de Castilla hasta la M-40.

Uno de los puntos principales del desarrollo es la remodelación de la estación de Chamartín, para la que el Gobierno ya ha dado los primeros pasos, con la próxima convocatoria de un concurso internacional para adjudicar un proyecto valorado en algo más de 900 millones de euros. La playa de vías de la estación serán cubiertas por una gran losa sobre la que se construirá el denominado parque central, un espacio verde de 13 hectáreas.

1.250 millones para transportes

Este parque será centro del desarrollo, que se completa con un nuevo centro de negocios que, junto a las ya cinco torres, convertirá a la zona en la nueva city de Madrid, además de con la edificación de 10.500 viviendas, que en su mayoría se cederían a las administraciones.

Madrid Nuevo Norte permitirá que el Ministerio de Transportes ingrese unos 1.250 millones, producto de la venta de algo más del 60% de los terrenos del ámbito, que pertenecen a las sociedades públicas Renfe y Adif, a la promotora del desarrollo, Distrito Castellana Norte (DCN), participada por BBVA (75,4%), Merlin Properties (14,6%) y Grupo San José (10%).

Metro y Cercanías

El proyecto urbanístico permitirá aumentar y mejorar el transporte público de esta zona del norte de la capital. Así, se proyectará una red de transporte "accesible", articulada por nuevos intercambiadores (el de Chamartín y La Paz, que completarán al actual de Plaza de Castilla) y el hub que constituirá la ampliada y remodelada estación de Chamartín.

Asimismo, se construirán tres nuevas estaciones de metro, una nueva estación de Cercanías en el sur de Fuencarral y la renovación de la existente en el norte, así como la implantación de un sistema de Bus Prioritario, un sistema de alta capacidad con prioridad semafórica y plataforma reservada que maximiza velocidad de servicio, reduce tiempos y conectará con la red de autobuses urbanos.

El macroproyecto también supondrá reconfigurar el Nudo Norte y el Nudo de Fuencarral, habilitar 400.000 metros cuadrados de nuevas zonas verdes y más de 13 kilómetros de carril bici.