Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Viviendas en construcción / EP

La compraventa de viviendas se desploma un 18%, la mayor caída en nueve años

El mercado inmobiliario sufre las consecuencias de la crisis del coronavirus y cierra su segundo año consecutivo de descensos

2 min

La compraventa de viviendas se desplomó un 17,7% en 2020 con respecto al año anterior, hasta las 415.748 operaciones. El dato, a consecuencia de la crisis del coronavirus, supone la mayor caída en nueve años y la menor cifra de transacciones desde 2016, según ha informado este lunes el INE.

La compraventa de viviendas encadena ya dos años consecutivos de retrocesos, aunque la de 2020 fue muy superior al -2,4% de 2019. Entre 2014 y 2018 el inmobiliario registró incrementos anuales: del 2% en 2014, del 11,5% en 2015, del 14% en 2016, del 15,4% en 2017 y del 10,8% en 2018.

 

 

La compraventa de viviendas se desploma un 17,7% en 2020 / EP

La vivienda de segunda mano, la que más sufre

El retroceso de la compraventa de viviendas en 2020 se ha debido a la contracción experimentada tanto en las operaciones sobre pisos de segunda mano como sobre viviendas nuevas. Los primeros descendieron un 19,2%, su mayor caída en 11 años, mientras que la transacciones sobre los segundos bajaron un 11,2%.

En 2020, el mayor número de compraventas de viviendas por cada 100.000 habitantes se dio en Comunidad Valenciana (1.469), La Rioja (1.306) y Murcia (1.258). Andalucía fue la región que más operaciones sobre viviendas realizó el año pasado, con 83.760 compraventas, seguida de Cataluña (65.064), Comunidad Valenciana (58.745) y Madrid (56.723).

Descensos en las comunidades turísticas

En valores relativos, la compraventa de viviendas bajó en 2020 en todas las comunidades, especialmente en las más turísticas. Así, los mayores retrocesos se dieron en Baleares (-23,2%), Comunidad Valenciana (-22,1%) y Canarias (-21,9%), mientras que los menores se registraron en Extremadura (-6,5%) y Asturias (-9%).

El INE recuerda que, con motivo de la pandemia, en 2020 se produjo una evolución dispar en las compraventas de viviendas en los diferentes periodos del año. Durante el estado de alarma, al suspenderse la apertura al público de los Registros de la Propiedad, se produjo un desplome importante de las compraventas de viviendas, el más pronunciado en mayo (-53,7%). Tras la reclusión, la compraventa de viviendas empezó una "progresiva recuperación".