Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un tren de Rodalies de Renfe que opera en Cataluña / CG

Los competidores de Renfe deben poder vender servicios de Cercanías

Los billetes combinados de los trayectos de AVE y larga distancia del operador ferroviario español podrían suponer una ventaja competitiva, según la CNMC

4 min

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha considerado que los competidos de Renfe deben poder ofrecer servicios combinados de Cercanías con los trayectos de AVE, larga y media distancia en condiciones no discriminatorias. No obstante, el organismo regulador solo ha realizado un recordatorio al operador ferroviario español, tras concluir que “separa correctamente los ingresos y gastos” de las dos líneas de transporte publico y comercial.

La liberalización de los servicios de transporte de viajeros en España ha provocado la intrusión del operador francés SNCF en la línea de alta velocidad Barcelona-Madrid, con su marca low cost Ouigo. Para competir con ella, Renfe lanzó su tren de bajo coste Avlo. No obstante, el combinado de cercanías gratuito en este trayecto, por ejemplo, solo podría ser ofertado por el operador español, dado que es el encargado del transporte de cercanías actualmente.

Posibilidad de ofrecer billetes combinados

“Para asegurar que esta posibilidad no suponga una ventaja para Renfe, los competidores deben tener la posibilidad de ofrecer también billetes combinados en condiciones no discriminatorias”, ha señalado la CNMC en un informe que analiza el modelo de costes de Renfe. En este entramado, en lo que respecta a Barcelona y Lleida, que son las únicas dos capitales catalanas que además del servicio de cercanías, bajo la marca comercial Rodalies de Catalunya, opera también Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC); el combinado tan solo afectaría a una parte parcial de su red de trenes urbanos y suburbanos de corta distancia, no siendo gratuito para el operador autonómico.

La Comisión de la Competencia ha concluido que Renfe separa correctamente los ingresos y gastos de los servicios públicos (Cercanías y regionales) de los servicios comerciales (AVE y larga distancia), por lo que por el momento solo ha sido un toque de atención del organismo, con una consideración. En 2019, el transporte público del operador español supuso unos ingresos de 2.066 millones de euros (1.205 millones en subvenciones), que representaron dos terceras partes de su total de ganancias del conjunto de los viajes en ferrocarril (3.500 millones).

CNMC vigilará a Renfe

El contrato entre Renfe y el Ministerio de Transportes permite que en algunos trayectos en los que coinciden servicios públicos con comerciales, una parte mínima de las plazas de trenes comerciales se reserven para servicios públicos con las mismas tarifas. Este modelo, conocido como “trenes sinergiados”, permite aprovechar y ocupar las plazas de los trenes y reduce los costes.

No osbtante, la CNMC ha alertado que este modelo puede suponer una ventaja competitiva para Renfe “si hace un uso excesivo y estratégico de las plazas reservadas para los servicios públicos”. Por ello, el organismo ha impuesto obligaciones de información al operador ferroviario público español para supervisar adecuadamente los servicios.