Menú Buscar
Captadores de las eléctricas, en la puerta de un domicilio particular / Facua

Competencia multa a las eléctricas por usar a los asustaviejas para captar clientes

Endesa, última empresa sancionada, paga 120.000 euros después de que la compañía cambiara a varios clientes de tarifa regulada a contratos con precio libre

4 min

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha multado a eléctricas por usar los llamados asustaviejas para dar de alta a clientes sin permiso. El regulador de los mercados en España ha impuesto sanciones a Endesa por valor de 120.000 euros después de que la compañía cambiara a varios clientes de tarifa regulada a contratos con precio libre.

En una nota pública remitida hoy, el organismo que comanda José María Marín Quemada ha informado de que ha "resuelto cuatro procedimientos sancionadores contra Endesa Energía SA que acumulan multas por valor de 120.000 euros por haber activado contratos de varios clientes sin su consentimiento". El ente ha subrayado que en varios casos, el cambio de suministrador implicó que  el cliente "dejara de tener su contrato con la tarifa eléctrica regulada (PVPC) para ser suministrado en el mercado libre". Ello conllevó que los consumidores afectados quedaran expuestos a los precios que "fija libremente la comercializadora", una tarifa que puede incluir "servicios y seguros de mantenimiento adicionales" que la pueden encarecer.

Segunda denuncia contra Endesa

Cabe destacar que las conclusiones de los expedientes sancionadores de la CNMC representan el segundo capítulo de sanciones a la eléctrica por este motivo: utilizar los llamados asustaviejas. El primero de ellos se produjo en marzo, cuando el regulador impuso una multa a la misma empresa por valor de 30.000 euros después de la denuncia de un consumidor que vehiculó una asociación de consumidores. En aquella ocasión, la Comisiónn concluyó que Endesa "no había respetado el procedimiento de contratación establecido ni había contado con el permiso del consumidor para el cambio".

Imagen de la sede de Endesa en Madrid / CG

Imagen de la sede de Endesa en Madrid / CG

En esta ocasión y en los cuatro expedientes fallados de nuevo contra la energética, el ente concluye que la eléctrica volvió a "no respetar los requisitos que deben seguir las comercializadoras de electricidad y de gas para contratar un nuevo cliente ni, en particular, contró con su consentimiento". Ha agregado la CNMC que inició los procedimientos sancionadores tras recibir dos denuncias de la Consejería de Economía de Canarias, de Facua-Consumidores en Acción y de un particular.

Infracción leve

El organismo público adscrito al Ministerio de Economía ha recordado que "el cambio de contrato de usuarios sin su consentimiento es una práctica tipificada como una infracción leve", según lo establecido en la Ley 24/2013 del Sector Eléctrico. Por ello y tras dar por probado que Endesa forzó los cambios de contrato, la CNMC ha multado a la eléctrica con cuatro sanciones de 40.000, dos de 30.000 y una de 20.000 euros. La empresa ha admitido su responsabilidad en los hechos y ha abonado las multas antes de plazo, lo que ha conllevado una reducción de las mismas.

Cabe recordar que la Comisión ha recordado en varias ocasiones a las eléctricas que "deben respetar la Ley a la hora de realizar o modificar los contratos de sus clientes". Asimismo, el regulador ha hecho hincapié en "la importancia de que sean muy cuidadosas a la hora de captar clientes a través de sus canales de venta, especialmente en el caso de consumidores vulnerables y de personas mayores". En 2017 la CNMC ya multó a cuatro comercializadoras de gas y electricidad (Endesa Energía; Iberdrola; Gas Natural y Viesgo Energía) con 155.000 euros por las mismas prácticas.