Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La iluminación navideña es uno de los gastos que se pueden controlar en Navidad.

¿Cómo se puede ahorrar en luz y gas en Navidad?

La factura se puede limitar incluso en una época en que se eleva el consumo

Olivia Feldman (Help my Cash)
4 min

La Navidad es una época en la que se disparan todos los gastos: desde los regalos, a la decoración navideña,pasando por los banquetes o las actividades infantiles. Y también suele aumentar el consumo de gas y electricidad de las familias.

Gastos "inevitables" por todas partes. Pero no completamente. Por ello, desde HelpMyCash han querido recopilar algunos de los trucos más sencillos para mantener a raya las facturas de luz y gas.

Decoración lumínica, ¿podemos usarla?

No es Navidad hasta que las ciudades se llenan de luces navideñas. Y muchas familias también decoran cada rincón de su vivienda con adornos iluminados. Que representan un aumento del consumo. Pero que se puede limitar.

En los comercios se encuentran guirnaldas iluminadas de bajo consumo, gracias a las luces LED. Por otro lado, se debe ser responsable en su uso y encenderlas sólo cuando realmente sean “necesarias”. Así, por ejemplo, si no se está en casa es mejor apagarlas, tanto por el gasto innecesario de luz como por seguridad. Del mismo modo, si estos adornos iluminan mucho, tal vez no sea necesario tener otras luces auxiliares encendidas.

Inteligencia en los fogones

Una estancia que dispara su actividad estos días es la cocina. Tanto si se trata de una cocina eléctrica, como si es de gas, hay que ser listo y buscar pequeños trucos con los que evitar gastar más de lo necesario. Por ejemplo, hacer uso de la olla a presión permitirá cocinar más rápido y, por tanto, gastar menos. De igual forma, utilizar las tapaderas evitará que se pierda calor y la cocción será más ágil.

Si se aprovecha la ocasión para cocinar en el horno, es importante no abrir la puerta de forma reiterada. Cada vez que la abrimos, el horno pierde calor, con lo que aumenta el tiempo de cocción. Y, por lo tanto, el consumo. Además, si se es hábil se pueden cocinar un par de platos a la vez, como podría ser el plato principal y el acompañamiento. En cualquier caso, ahorrar en luz y gas en la cocina es cuestión de ingenio porque, ¿quién dijo que no se puede utilizar el calor residual del horno para darle el último punto a la comida mientras se ahorra energía?

La temperatura correcta de la calefacción

Tener invitados en casa no es tarea fácil, y aun menos en épocas de cambios de temperatura bruscos. Por eso más de una familia acaba enzarzada en discusiones sobre a qué temperatura se debería tener el termostato. Pues bien, la recomendación desde HelpMyCash es mantenerlo en 21º. Además de haberse demostrado que es la temperatura más idónea para ahorrar energía sin pasar frío, se evitan los grandes contrastes térmicos con el exterior.

Como es obvio, no se va a pasar frío estando en casa con la posibilidad de poner la calefacción. Pero es importante tener en cuenta que en invierno es normal que haga frío: no es una época para ir en manga corta.

En resumen, la forma de ahorrar es utilizar el sentido común. Además, siempre se pueden conseguir mejores precios aplicando los consejos habituales, tales como aprovechar las propuestas con discriminación horaria, así como contratar alguna de las mejores tarifas de luz y gas del momento.

Destacadas en Business