Menú Buscar
Imagen de archivo de viviendas en venta / EFE

¿Cómo elegir correctamente una vivienda y su hipoteca?

Cinco consejos para acertar en la compra de una casa y en la selección del préstamo para pagarla

Olivia Feldman (Helpmycash)
4 min

La búsqueda de una hipoteca para financiar la compra de una vivienda nueva suele ser un proceso complicado que conlleva muchas preocupaciones. Para poder disfrutar de las navidades en un nuevo hogar sin tener que inquietarse por cómo se pagará, el comparador de finanzas personales HelpMyCash ofrece cinco consejos para elegir la mejor casa y la mejor hipoteca.

1. Comparar ofertas

El primer paso antes de elegir una nueva vivienda y una hipoteca para financiar la compra es comparar entre diferentes opciones. Lo mejor es analizar un mínimo de tres ofertas, de esta forma, en el caso de no poder conseguir la vivienda que se desea o la hipoteca sea denegada, quedarían otras opciones.

2. Pensar en el presente pero también en el futuro

Antes de decantarse por una vivienda u otra, habría que preguntarse: ¿Querremos seguir viviendo aquí al cabo de unos años? Hay que tener claro que la casa cumplirá las necesidades en el momento, pero también en el futuro, ya que viviremos allí durante las próximas décadas.

En el caso de las hipotecas, debe tenerse en cuenta que son préstamos con una larga vida. En el momento de contratarla sabemos que podremos asumir las cuotas, pero ¿las podremos seguir pagando cuando pasen unos años? Para que las mensualidades no supongan un problema en la economía familiar, no hay que destinar más del 35% del sueldo a pagar la hipoteca, así, si surge algún imprevisto, podremos afrontarlo sin problemas.

3. El precio

Uno de los puntos más importantes a la hora de decidirse por una nueva casa es el precio. Deberíamos asegurarnos de que tiene un coste que se ajusta al del mercado. Actualmente, los precios son bajos y estables, sin perspectivas de un gran aumento en los próximos meses.

Sucede lo mismo en las hipotecas, los bancos ofrecen diferenciales bajos que no se veían desde los años previos a la crisis económica. Una hipoteca cara en estos momentos sería toda aquella que incluya un interés por encima de euríbor 1,50%, varias comisiones y más de dos productos vinculados.

4. ¿Cubre mis necesidades?

Hay que saber diferenciar entre deseo y necesidad. Uno de los aspectos a valorar en la vivienda es si el espacio es el adecuado para nuestra familia y si lo será a lo largo de los años, en el caso de que tengamos pensado ampliarla. También hay que tener en cuenta los servicios que existen en el vecindario donde esté ubicada.

En el caso de las hipotecas, los bancos suelen ofrecer regalos y ventajas atractivas a modo de gancho para que contratemos sus productos, generalmente vinculados a la hipoteca y que producen una bajada del diferencial si lo hacemos. Puede que estos productos no compensen, ya que significan un coste extra que no hubiéramos asumido (ni necesitamos) si el banco no nos hubiere hablado de ellos.

5. El conocimiento es la clave

Tanto para viviendas como hipotecas, cuanto más sepamos mejor preparados estaremos para tomar la decisión acertada. Hay que informarse sobre el panorama inmobiliario e hipotecario, así podremos negociar con más garantías de éxito.