Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen /EP

La Comisión Europea lleva la recuperación de España hasta el 6,2% del PIB

Las autoridades europeas consideran, pese a todo, que España e Italia no alcanzarán el nivel previo a la pandemia hasta septiembre de 2022

5 min

Recuperación robusta para este mismo año, con unas previsiones más favorables que las realizadas en primavera. La Comisión Europea lleva el crecimiento económico de España hasta el 6,2% del PIB, favorecida por los planes de recuperación, junto con los fondos europeos y la campaña de vacunación. Ese potencial se mantendrá el próximo año, en 2022, aunque lo sitúa en el 6,3%, inferior al 6,8% que destacó en mayo. Es decir, distribuye el crecimiento en dos años.

Ese es el cálculo de las autoridades comunitarias que han previsto ese crecimiento en los distintos trimestres de este año. En el primero, las restricciones para controlar el virus redujeron el PIB en el 0,4%. Pero la previsión es que se recupere en un 2% en el segundo trimestre, y un 3,1% en el tercero, gracias a la campaña de vacunación, y al fin de las restricciones, pese a los rebrotes experimentados en las últimas semanas.

Hasta septiembre de 2022

La nueva previsión, del 6,2% del PIB, supone un alza de tres décimas, respecto al 5,9% que se había fijado en el mes de mayo. Pero baja del 6,8% al 6,3% para 2022, aunque la Comisión Europea no ofrece argumentos para justificar ese descenso. El Gobierno español considera que esos porcentajes podrían ser más elevados y el presidente del Consejo Económico y Social (CES), Antón Costas, ha considerado que el crecimiento podría desbordar todas las previsiones de los organismos económicos internacionales, por los propios elementos psicológicos que influyen en la economía.

La sede de la Comisión Europea en Bruselas, Bélgica. Fondos europeos / EP
La sede de la Comisión Europea en Bruselas, Bélgica. Fondos europeos / EP

Las autoridades europeas consideran, pese a todo, que España e Italia no alcanzarán el nivel previo a la pandemia hasta septiembre de 2022, a diferencia de Alemania y Países Bajos que podrían recuperarse a las mismas cotas de antes del Covid a finales de 2021.

La Comisión Europea se ha mostrado prudente respecto las previsiones para el próximo año, en el caso de España, pero será el cuarto país del bloque europeo que más crezca este año, solo por detrás de Rumanía, Irlanda y Hungría. Su retroceso, respecto a una plena recuperación, se debe a la enorme caída del PIB, del 11,5% en 2020, por la propia composición de la economía española y la incidencia del turismo, muy afectado por la pandemia.

"Mejora constante" de indicadores

El estudio de la Comisión Europea sostiene que la conjunción de distintos elementos producirá ese crecimiento: “Esperamos que la puesta en marcha del plan de recuperación fortalezca la inversión pública y privada y dé un nuevo impulso a la recuperación económica, en especial en 2022", ha señalado, sobre España, el comisario de Economía, Paolo Gentiloni.

Uno de los problemas que más temen algunos economistas es la inflación. El alto crecimiento puede suponer una subida de los precios que castigue a las capas sociales con mayores problemas económicos. La Comisión fija la inflación en el 2,1% en 2021 y en el 1,4% en 2022.

Lo que se valora de España es que se haya acelerado “significativamente” el ritmo de creación de empleo y la salida de trabajadores de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). Y también la “mejora constante” de otros indicadores como la confianza de las empresas y los consumidores. Eso constata, se considera, la “consolidación” de la recuperación a lo largo del segundo trimestre y en los meses siguientes hasta completar el año.