Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Eugenio Calabuig, uno de los juzgados por el 'caso Costa Bellver'

Comienza el juicio contra los Calabuig y exdirectivos de la banca por Costa Bellver

A comienzos de noviembre, antiguos responsables del Banco de Valencia y Bancaja se sentarán en el banquillo acusados de irregularidades en una operación inmobiliaria de calado

4 min

El ‘caso Costa Bellver’, uno de los episodios más sonados de la estrecha relación entre el ladrillo y la crisis financiera que se llevó por delante el sistema de las cajas de ahorros en España, volverá al primer plano de la actualidad en breve, cuando a comienzos de noviembre arranque el juicio a varios exdirectivos de Bancaja y Banco de Valencia y a los hermanos Calabuig, por irregularidades en una operación de calado.

Una maniobra que se remonta a finales de la primera década del siglo, precisamente cuando el sector inmobiliario estaba en pleno desplome y sus efectos empezaban a ser visibles en los balances de las entidades financieras.

Precios inflados

El epicentro del caso es la compra de la inmobiliaria Costa Bellver por parte de Banco de Valencia, cuyo consejero delegado entonces era Domingo Parra, que también formaba parte del consejo de Inversiones Financieras Agval.

Esta última era la accionista mayoritaria de Aguas de Valencia, y estaba participada al 50% por Banco de Valencia y por la familia Calabuig. La Fiscalía sostiene que Agval adquirió en 2009 Costa Bellver a un precio muy superior al que había sido adquirido poco antes por los Calabuig, pese a que el mercado inmobiliario se estaba desplomando, con el consiguiente perjuicio para Banco de Valencia.

Conflicto de intereses

A pesar de que Parra estaba inmerso en un claro conflicto de interés por estar en ambos lados de la transacción, no informó a la entidad financiera de esta operación. De la misma forma, los Calabuig debieron inhibirse en la votación del consejo de Agval que debía avalar la compra, ya que los vendedores eran ellos mismos, y no lo hicieron para votar a favor.

Poco después, Bancaja Habitat, filial de Bancaja (propietaria de Banco de Valencia) también compró acciones de Costa Bellver a un precio muy superior al pagado en su día por los Calabuig pese a que no existía ningún elemento que justificara el incremento de la valoración (más bien, todo lo contrario).

Cuatro años de prisión

Esta operación fue pilotada por Aurelio Izquierdo, hombre fuerte por entonces de Bancaja, que lo hizo sin contar con una tasación independiente como requiere este tipo de transacciones y que tampoco informó de ella al consejo de la entidad.

Parra e Izquierdo son dos de los acusados, para los que se piden penas de prisión de cuatro años, así como para otros exdirectivos de Bancaja como Manuel Setién y José Cortina.

Aguas de Valencia y Global Omnium

Los hermanos Eugenio, Enrique, Celia, Pedro y María Mercedes Calabuig Gimeno también forman parte de los acusados, en calidad de cooperadores necesarios.

La familia Calabuig es propietaria de Global Omnium, derivado de Aguas de Valencia, compañía a la que en su día representaba en Cataluña David Madí, que llegó a ser detenido por la Guardia Civil en octubre de 2020 en el marco de la operación Voloh, que investiga un presunto caso de malversación de caudales públicos.