Menú Buscar
Tienda Macson en el Paseo de Gracia en Barcelona, una de las firmas que forma parte de Comertia / CG

El 'procés' castiga a las cadenas de Comertia

El clima de turbulencia política y económica repercute en un retroceso de las ventas, la primera vez desde 2013

2 min

El clima de turbulencia política vivido en Cataluña en octubre pasó factura a la actividad de las cadenas de tiendas y restaurantes agrupadas en Comertia. Por vez primera desde 2013, el indicador que elabora la asociación de firmas catalanas de capital familiar cerró el mes pasado en rojo, con un retroceso del 5,4% en las ventas con respecto a octubre de 2016.

El 81% de los socios de Comertia consideran que el contexto político ha influido negativamente en el consumo. Por una parte, la incertidumbre económica ha retraído a los consumidores y, además, la sucesión de concentraciones y movilizaciones –principalmente en el centro de Barcelona– han dificultado el acceso a los diferentes locales. Prueba de ese impacto es que la disminución de la actividad comercial en la capital catalana, del 8,9%, ha sido claramente superior a la del conjunto de Cataluña.

Para el 53% de los socios, también han tenido una influencia determinante en la caída de las ventas las altas temperaturas, inusuales en otoño; de hecho, las marcas de moda son las que más se han visto afectadas, con una bajada del 13,8%, por delante de las cadenas de complementos de la persona (–7%) y menaje del hogar (–4,6%).

Jornadas de paros

Otro factor que explicaría las menores ventas es, según Comertia, el cierre de establecimientos durante el paro del 3 de octubre, la existencia de un sábado menos que en 2016 y el puente del 12 de octubre.

Joan Carles Calbet, presidente de Comertia, destacó que es la primera vez que el indicador de la asociación es negativo, pero afirmó que “el impacto es menor de lo que se podría esperar”.

Como recoge Expansión, el Idescat hizo público ayer el índice de ventas de las grandes superficies comerciales de Cataluña en septiembre, que se saldó con un incremento interanual del 3,5% en precios corrientes. En el acumulado del año, el alza de las ventas es del 0,5%.