Menú Buscar
Una pantalla en el Mobile World Congress (MWC) / EUROPA PRESS

El comercio mira con cautela la crisis del MWC mientras los proveedores se impacientan

Servicios como las VTC alertan de que la cancelación del Mobile World Congress tendría un "impacto brutal" en la facturación

5 min

Los comerciantes de Barcelona miran con atención la crisis desatada en el Mobile World Congress (MWC) por el brote de coronavirus que ha provocado varias cancelaciones de empresas. Aunque el retail no es uno de los sectores más afectados, las tiendas creen que no podrán rascar ventas adicionales durante esos días. Más apurados se encuentran los proveedores, pequeñas y medianas empresas tecnológicas, y otros servicios que giran alrededor de la feria del móvil y que temen un roto en su facturación.

“No son buenas noticias [las bajas para el MWC], aunque durante esa semana no suele haber ventas récord”, explica Luis Sans, presidente de la Asociación del Paseo de Gràcia, una de las arterias comerciales que atrae al público de poder adquisitivo alto. “A diferencia de otras ferias, la gente que viene al Mobile no suele tener tiempo para ir de tiendas, aunque se suele comprar algunos regalos”, continúa.

Bajada de la clientela asiática

Según Sans, eventos como el Año Nuevo chino u otras fiestas tradicionales reportan más ingresos a los comercios que el propio MWC. De hecho, el comerciante asegura que este año han ido bien las ventas “porque mucha salió de China antes de que se suspendieran los vuelos”. “Ahora sí se está notando una bajada del cliente asiático que se prevé que se mantenga durante tres o cuatro meses más”.

La organizadora del MWC, GSMA, ha convocado una reunión para el próximo viernes en la que se decidirá si sigue adelante con el congreso a pesar del goteo de bajas o si finalmente opta por la suspensión. “Muchas marcas optan por asumir los gastos y mostrar que se preocupan por sus empleados”, señala el profesor de profesor de EAE Business School, Ángel Barbero. “Hay un riesgo, aunque pequeño, de contraer el virus y si una persona volviera a su país contagiada sería una crisis reputacional”, continúa.

Impacto en los proveedores

Es en este contexto de retirada donde Barbero señala que la disminución de asistentes repercutirá en una “bajada del consumo”. “La actividad tras el congreso se reducirá drásticamente para no exponerse”. Además, recuerda el experto, hay subsectores más allá de las grandes marcas a las que la cancelación del MWC les impactaría de lleno, como a las pequeñas y medianas empresas tecnológicas que tratan de enlazar contacto con compañías chinas.

También miran con inquietud el futuro del evento los proveedores de servicios como los vehículos de alquiler con conductor (VTC), que han experimentado cancelaciones del 12% de las reservas para esos días, según ha confirmado la patronal Unauto. El vicepresidente de Luxury VTC, Sergi Alegre, también ha alertado de que si se cancela el MWC tendrá “un impacto brutal” para el sector, a pesar de que su facturación se verá rebajada si se sigue adelante. Ericsson tenía contratados 70 vehículos, y Vivo, ocho furgonetas pequeñas, todos suspendidos tras la decisión de no asistir.

Ante esta situación, CCOO ha hecho una “llamada a la responsabilidad” en la que alerta de que la “alarma social” por el coronavirus puede generar “efectos sobre la ocupación para muchísimas personas y la economía de la ciudad de Barcelona”. En el mismo sentido se ha expresado la patronal de pymes Pimec, que ha manifestado su apoyo a GSMA por su “importancia económica y empresarial” después de que en 2019 generara un impacto de 473 millones de euros y la creación de 13.900 empleos.