Menú Buscar
Cuartel general de Comapa / GOOGLE EARTH

Caso Comapa: Blai Parés y el CEO de Vall Companys declaran ante el juez por falsedad societaria

Fleku Treinta, socio minoritario de las querelladas, asegura que estas simularon una junta en la que cambiaron los estatutos para hacerse con el control del gigante jamonero español

3 min

El empresario Blai Parés y el CEO de Vall Companys, Josep Pedrós, declaran este jueves en el Juzgado de Instrucción 9 de Granada acusados de simular una junta de accionistas que les permitió tomar el control de Comapa desplazando al tercer socio del grupo, Fleku Treinta. Es este último, de hecho, el que ha puesto el caso en manos de la justicia, que ha admitido la querella a trámite.

Los hechos se remontan a abril del 2019. En esa fecha, según la querella a la que ha tenido acceso Crónica Global, los representantes de Vall Companys y Les Pedreres Grup (propiedad esta de Blai Parés) cesaron al representante de Fleku como miembro del consejo de administración de Osona Intensiva, dueña a su vez del 100% de Comapa

Despidos improcedentes en Comapa

Además, despidieron a los hermanos Jaime y David Álvarez Fra, hasta entonces directores comerciales de Comapa, bajo la acusación de haber impulsado operaciones agresivas que ponían en riesgo la viabilidad de la compañía. No obstante, la justicia ha declarado estos despidos improcedentes, por lo que Comapa debe indemnizarlos con 50.000 euros y 75.800 euros, respectivamente.

En cuanto a Osona Intensiva, es una sociedad formada por Les Pedreres Grup (42,61%), Vall Companys (29,84%) y Fleku Treinta (27,55%). Según la querellante, las dos primeras pretendían controlar totalmente el conglomerado y así quedarse con el negocio de Comapa. Sin embargo, para tomar determinaciones trascendentales para la sociedad (como aumento y reducción de capital, transformación o fusión, venta en bloque) debían ostentar el 75% de las acciones, según los estatutos, por lo que decidieron modificarlos con una falsa junta en ausencia del socio minoritario.

Comapa, en liquidación

Siempre según la querellante, tanto Vall Companys como Les Pedreres Grup de Blai Parés hicieron un acta de la falsa celebración de esa falsa junta y la inscribieron en el Registro Mercantil, con fecha 22 de julio del 2019. La denuncia recalca que esa reunión jamás existió y que todo fue una fraudulenta maniobra para despojar a Fleku de sus derechos societarios como accionista y eliminar cualquier oposición. Por ello, afirma que todos los acuerdos tomados en esa supuesta junta son delictivos y nulos de pleno derecho.

Comapa, otrora la mayor distribuidora de jamones de España, está actualmente en fase de liquidación tras la decisión judicial de declararla en concurso necesario de acreedores. Vall Companys, por su parte, es el mayor grupo cárnico del país, con una facturación de 2.038 millones de euros en 2019. Fuentes judiciales señalan que los querellados fueron citados a declarar el 28 de enero, pero presentaron alegaciones, que han sido desestimadas, y comparecerán ante el tribunal este 5 de marzo. También Carles Molera, que actuó de secretario de la simulada junta, deberá rendir cuentas a la justicia.