Menú Buscar
Complejo judicial de Granada, donde estaban citados los representantes de Comapa / GOOGLE MAPS

Blai Parés y Vall Companys se acogen a su derecho a no declarar por el caso Comapa

Los máximos responsables del conglomerado jamonero estaban citados en el Juzgado 9 de Granada acusados de falsedad societaria

4 min

Los empresarios Blai Parés y Josep Pedrós, máximos responsables de Les Pedreres y Vall Companys, respectivamente, se han acogido este jueves a su derecho a no declarar por el conocido ya como caso Comapa. Además, piden su archivo. Ambos estaban citados en el Juzgado de Instrucción 9 de Granada acusados de delitos de falsedad documental en relación al gigante jamonero.

Tanto Les Pedreres, con el 42,61% de las acciones, como Vall Companys, con el 29,84%, son dos de las patas de la sociedad Osona Intensiva, que controla el 100% de Comapa. El tercer socio (27,55%) es Fleku Treinta, que se ha querellado contra las dos firmas mayoritarias por simular una junta de accionistas con la que pretendían hacerse con el control de Comapa sin contar con él.

Ni Blai Parés ni Josep Pedrós responden

De este modo, ni Blai Parés ni el representante de Vall Comanys han respondido las preguntas de la defensa y del juez instructor, hecho que ha llamado la atención de las fuentes jurídicas consultadas. Estas han expresado su enorme perplejidad ante esa estrategia procesal, pues si bien es habitual en delitos comunes es insólita en el caso de directivos de grandes empresas.

Estas mismas fuentes señalan que si bien no declarar es un derecho constitucional incuestionable, en el ámbito jurisprudencial se considera que el no hacerlo implica reconocer que no se dispone de una explicación ante la acusación formulada. La justicia admitió a trámite la querella en noviembre del 2019.

El socio minoritario se revuelve

Fleku Treinta les acusan de cesar "contra todo derecho" a su representante como miembro del consejo de administración durante una reunión a la que no asistió y de alterar después los estatutos sociales de Osona Intensiva para que desapareciera la mayoría decisoria, estipulada en el 75%.

Tras la expulsión de Fleku Treinta tanto Vall Companys como Les Pedreres de Blai Parés tomaron el controlo ejecutivo de Comapa, que ha culminado con la declaración de concurso necesario y liquidación de la que fue la mayor distribuidora de jamones de España.

La posición de Vall Companys

Por parte de Vall Companys, la empresa se ha limitado a emitir un comunicado en el que pide el archivo y el sobreseimiento de la querella. Argumenta que "los cambios en el acuerdo entre socios no causaron ningún perjuicio al querellante". Según el texto, "estos cambios implicaban que todas las decisiones que se tenían que tomar en junta de accionistas o consejo de administración debían tener el voto favorable de Vall Companys".

Siempre según Vall Companys, estos cambios se debieron a una situación de incertidumbre causada por la gestión irregular del director general y director comercial de Comapa, David y Jaime Álvarez Fra, que fueron despedidos con este argumento aunque el juez ha sentenciado que esos despidos fueron "improcedentes". "La querella presentada por estos dos exdirectivos de Comapa obedece a una estrategia cortoplacista y engañosa, en respuesta a las acciones que Vall Companys pueda llevar a cabo", concluye. Los hermanos Álvarez Fra son los administradores de Fleku Treinta.