Colonial sella la permuta con el fondo soberano de Qatar

La inmobiliaria ya controla el 80,8% de SFL y QIA alcanza el 20% del capital de la socimi convirtiéndose en su primer accionista

Los directivos de Colonial durante la junta de accionistas de 2018 / CG
08.11.2018 13:49 h.
4 min

Los accionistas de Colonial han rubricado, en junta general extraordinaria, el acuerdo de permuta de acciones alcanzado hace unas semanas, por el que la socimi inmobiliaria, presidida por Juan José Brugera, pasa a controlar hasta el 80,8% de su filial francesa Société Foncière Lyonnaise (SFL), con el traspaso del 22,2% del capital que tiene el fondo Qatar Investment Authority (QIA).

A cambio, el fondo qatarí doblará su presencia en Colonial, hasta el 20%, convirtiéndose en su principal accionista.

Activos adquiridos por un 19% menos   

Conviene a la masa social porque accedemos a unos activos por debajo del 19% del valor que tenían en junio y aumentamos el dividendo que, a partir de ahora, tendrá Colonial al contar ya con ese casi 81% de SFL”, justificaba Brugera las razones de esta operación.

La operación, valorada en 718 millones de euros, se sustancia a través de tres vías. Por una parte, una aportación a Colonial por parte de QIA de 7,1 millones de accione de SFL, en contraprestación a la suscripción, por parte del fondo, de 53,6 millones de acciones de la socimi inmobiliaria española.

En segundo lugar, se produce un canje de 400.000 acciones de SFL, en manos de QIA, por 3 millones de acciones que Colonial mantiene en autocartera.

Por último, la operación se remata con la compraventa de 2,8 millones de acciones de la filial francesa, por la que Colonial abonará al fondo qatarí 203 millones de euros en efectivo.

Aumento de capital no dinerario

Para refrendar el acuerdo, los accionistas de Colonial aprobaron realizar un aumento de capital mediante la emisión y puesta en circulación de 53,5 millones de nuevas acciones ordinarias, con cargo a aportaciones no dinerarias. Los nuevos títulos, equivalentes al 11,12% de la socimi, serán suscritos por QIA, a través de la aportación de esos 7,1 millones de acciones de SFL.

La  transacción  resulta ventajosa para Colonial, que accede a 10,32 millones e SFL, representativas de ese 22,2%, a un precio medio de 69,6 euros por acción, lo que significa un descuento medio sobre el valor liquidativo por acción (NAV), o valor de la compañía, de un 19%.

La fórmula aplicada para llevar a cabo esta transacción, contaba Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial, “tiene atractivos para la sociedad”, que verá cómo su valor liquidativo por acción aumenta un 4% (9,44 euros por acción), a la vez que el valor de los activos (NAV) pasa de los actuales 4.141 millones de euros a los nuevos 4.795 millones, 654 más, de manera que se incrementa un 10% el beneficio recurrente por acción.

Cierta desaceleración

Antes de proceder a la votación del acuerdo con QIA, Juan José Brugera realizó un pequeño balance de la actual situación del marco económico mundial, a nivel general, y de España en particular. “En ambos casos se percibe una cierta desaceleración y, en el caso de España, no obstante, vemos que seguimos con un crecimiento robusto”, apuntaba Brugera.

En el sector inmobiliario, la inversión mantiene el tipo, según el presidente de Colonial, y se llegará a los 15.000 millones a finales de 2018, gracias a los bajos tipos de interés y la fuerte liquidez de los inversores.

 

 

¿Quiere hacer un comentario?