Menú Buscar
Juan José Brugera (i), presidente de Colonial; Pere Viñolas (d), consejero delegado; y Carmina Ganyet, directora general corporativa de la inmobiliaria / CG

Colonial renueva contratos con subidas de rentas de hasta el 28%

La socimi percibe que Barcelona ya ha recuperado el nivel de actividad que se perdió en el segundo semestre de 2017, en el periodo álgido del procés

4 min

Ni asomo de preocupación presentaban Juan José Brugera y Pere Viñolas, presidente y consejero delegado de la socimi Colonial, al dar cuenta de los resultados al cierre del primer semestre de 2018, en el que el beneficio retrocedía un 42%, hasta 254 millones. Caída justificada por, como decía Viñolas, el hecho de que “las plusvalías en lugar de 523 millones solo fueron de 324”.

Y para ilustrar todavía más, ponía el consejero delegado de la socimi el ejemplo de “alguien que tiene un piso, que vale 100.000 euros. Un año después su valor se duplica, y se eleva a 200.000 euros. Y, al año siguiente, sube, pero no tanto, y se queda en 280.000 euros. Eso es lo que ha pasado en Colonial”, explicaba.

El desfase de las plusvalías venía provocado por el hecho de que, en el primer semestre de 2017, la venta de un edificio en París, por 450 millones de euros, dio lugar a que aquellas plusvalías fueran tan relevantes. Muy por encima de las obtenidas en la primera mitad de 2018.

Aumento de rentas recurrentes

Al margen de este hecho puntual, la llegada al perímetro contable de Axiare, tras haber cerrado la integración, era lo más destacable de un semestre en el que Colonial volvía a vanagloriarse de un dato que le permite ver el futuro con tranquilidad, por el aumento de las rentas recurrentes que se han conseguido, tanto en los nuevos contratos como en las renovaciones llevadas a cabo sobre antiguos acuerdos.

Entre enero y junio, Colonial formalizaba 55 contratos de alquiler sobre una superficie cercana a los 100.000 metros cuadrados, que garantizan unas rentas anuales de 19 millones de euros.

Subidas del 14% en nuevos contratos en Barcelona

De esos contratos, el 52% corresponde a nuevos, con un crecimiento de precios detectado, respecto a los que el mercado tenía a finales de 2017, del 14% en Barcelona, del 7% en Madrid y el 6% en París.

“Barcelona ya ha recuperado lo perdido en el segundo semestre de 2017”, puntualizaba Pere Viñolas, refiriéndose a la tensión vivida en ese periodo por el momento álgido del procés, con la convocatoria el 1-O del referéndum secesionista.

Madrid renueva los acuerdos con incrementos del 28%

En el caso de las renovaciones, Madrid se lleva la palma en cuanto a incrementos, al realizarse con un precio un 28% superior al que existía anteriormente. En Barcelona, el aumento de las rentas en estas renovaciones contractuales se quedaba a la mitad, en el 14%.

Como dato novedoso, Brugera y Viñolas explicaban cómo Colonial acaba de comprar, este mes de julio, el edificio de la Generalitat en Diagonal 525 con Sarrià, que quedará vacante en unos meses cuando abandone su sede el Departamento de Medio Ambiente.

Sin prisas con los activos de Axiare

Sobre el mismo, con una superficie de 5.710 metros cuadrados, Colonial tiene previsto abordar una reforma integral en 2019. La inversión, entre la compra y la inversión, se acercaría a los 40 millones de euros.

Por lo que se refiere a los activos de Axiare, que, tanto en ingresos como en beneficios, aportan el 16% a las cuentas de Colonial, los responsables de la socimi no tienen prisa alguna por tomar una decisión sobre aquellos negocios no core, como la logística o los hoteles. “Por lo que a los hoteles se refiere, resulta razonable pensar que venderemos, pero cuando sea el momento adecuado”, aclaraba Pere Viñolas.