Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El consejero delegado de Colonial, Pere Viñolas, y el presidente de la inmobiliaria, Juan José Brugera / EUROPA PRESS

Colonial gana 162 millones hasta junio tras una gran revalorización de activos

La compañía completa la rotación de su cartera para centrarse casi en exclusiva en edificios prime situados en centros de negocios de Barcelona, Madrid y París

6 min

Inmobiliaria Colonial obtuvo un beneficio neto de 162 millones de euros en los primeros seis meses de 2021, en contraste con las pérdidas de casi 27 millones del mismo periodo del pasado año, apoyada en una notable revalorización de los activos que componen ahora su cartera tras un intenso proceso de desinversiones llevado a cabo en los últimos meses.

De hecho, estos movimientos han provocado un descenso del resultado neto recurrente del 31%, hasta 57 millones de euros, como consecuencia de los menores ingresos por rentas, un 12,4% menos, y el descenso del 16,4% en resultado operativo (Ebitda) recurrente.

Generar valor

Sin embargo, el valor de los activos de Colonial experimentó un alza de 146 millones de euros entre enero y junio de 2021, lo que contrasta de forma significativa con la depreciación de 105 millones de euros que sufrió la cartera de la compañía en el periodo comprable de 2020.

“Hemos dado continuidad a nuestra política de generar valor en lugar de realizar el beneficio en el momento”, ha explicado el consejero delegado de la inmobiliaria cotizada, Pere Viñolas, quien se ha referido de forma muy explícita al proceso de desinversiones de Colonial: “hemos vendido aquello en lo que no creíamos y hemos apostado por lo que creemos. El resultado es una diferencia de casi 250 millones de euros a nuestro favor a la hora de valorar los activos”.

Intensa actividad en el semestre

El ejecutivo ha valorado positivamente la intensa actividad que ha mostrado el mercado durante la primera mitad del año, especialmente por el contexto de incertidumbre generado por la pandemia.

“Hemos cerrado operaciones que totalizan unos 60.000 metros cuadrados pero, además, en aquellas que han sido renovaciones de contratos el precio promedio ha sido un 14% más elevado que el anterior y un 6% por encima del que se daba al cierre de 2020. Todo esto se ha trasladado a la cuenta de resultados”.

Apalancamiento moderado

De hecho, pese a las notables desinversiones que ha realizado la compañía, el valor de los activos de Colonial se ha situado en 12.017 millones de euros, prácticamente idéntico al del cierre de 2020, pese a que las ventas de activos ha totalizado 276 millones de euros.

“Estos son los resultados que queremos, ahora sí estamos donde queremos estar”, ha resumido Viñolas en un encuentro con los medios de comunicación para explicar las cuentas de la compañía, que además reflejan un apalancamiento moderado, con una ratio loan to value (LTV, que relacionada la deuda con el valor de los activos) del 34,6%, 198 puntos básicos por debajo del registrado en junio de 2020.

Exposición a París

En el marco de su apuesta por el mercado prime y, más concretamente por la plaza de París, que cuenta con un peso del 61% en la cartera de la compañía, Colonial está inmersa en la adquisición de la parte minoritaria de su filial gala SFL que aún no controla, aproximadamente un 18%.

La compañía señala que la opa lanzada en julio y aprobada ya por el supervisor de los mercados en Francia podría terminar de liquidarse a finales de agosto o primeros de septiembre. La operación le permitirá tener una exposición adicional a activos en París valorados en 1.000 millones de euros, a través de alianzas con la aseguradora Predica, controlada por Credit Agricole, que precisamente ha sido su socio local en SFL hasta ahora.

Nuevos proyectos

“Esos activos serían ahora inaccesibles para nosotros si quisiéramos comprarlos; en cambio, con esta operación no sólo podemos participar en ellos sino que, además, lo haremos con descuento”, ha apuntado Viñolas.

Colonial cuenta con una cartera de nuevos proyectos que totaliza una inversión de 1.200 millones de euros; los activos se sitúan en las plazas estratégicas de la compañía (Barcelona, Madrid y París) y suman unos 200.000 metros cuadrados que está previsto que renten entre 75 y 80 millones de euros de forma recurrente cuando estén finalizados.

 

De hecho, entre ellos se encuentra la nueva sede de Naturgy en Barcelona, en Diagonal 525, que acaba de ser entregado. En breve, se convertirán también en casero de Goldman Sachs en el distrito financiero de París.

Son paradigmas del tipo de cliente que busca Colonial para sus activos prime, de máxima calidad y que, por lo tanto, le garanticen tanto unas rentas en la parte alta de los precios como elevados índices de lealtad y sólidos vencimientos.