Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Policías en la sede de Electricaribe | Fotomontaje CG

Colombia decreta la liquidación de Electricaribe, la filial de Gas Natural Fenosa

El superintendente firma el final de la compañía, intervenida por las autoridades locales desde el 15 de noviembre

3 min

Colombia decreta la liquidación de Electricaribe, la filial de Gas Natural Fenosa en el país intervenida por las autoridades locales desde el 15 de noviembre.

La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios ha decretado este martes el inicio de un proceso de venta por liquidación de Electricaribe.

Primero, los pagos; después, los cobros

El superintendente José Miguel Mendoza ha expuesto que Electricaribe “no está en condiciones de prestar un servicio de energía con la calidad y la continuidad debidas, y de ahí que sea necesario ordenar la liquidación”.

La filial está en venta solo para los operadores capaces de asumir las nuevas inversiones. Gas Natural solo obtendrá ingresos con la operación (posee un 85% de Electricaribe) una vez se hayan completado los pagos a los distintos acreedores.

Prestación garantizada

“Si tras pagar a la masa acreedora quedaran recursos adicionales, se entregarían a los accionistas actuales, a Gas Natural Fenosa”, matizó Mendoza. La operación “no costará un solo peso a los colombianos”.

El segundo punto de la resolución ordena una “etapa administrativa temporal” con el fin de “garantizar la prestación continuada y sin interrupciones del servicio de energía eléctrica”.

Un año

El superintendente José Miguel Mendoza asegura que la compañía continuará “ejerciendo normalmente” su objeto social durante la etapa de administración temporal. La liquidación comenzará “inmediatamente”, será pública y durará un año.

Para acometer el proceso, las autoridades colombianas habilitarán un “cuarto de datos” y un proceso de due diligence, de cara a la celebración de una subasta “pública y competitiva” para escoger al nuevo operador.

Las deudas de la compañía

Las autoridades intentarán vender la filial “al mayor precio, para beneficio de los usuarios y de los acreedores internos y externos” de la empresa, ha asegurado Mendoza. El superintendente ha negado “intereses políticos u ocultos” en el proceso, que responde a motivaciones “absolutamente técnicas”.

El superintendente ha desvelado ante los medios que Electricaribe tiene un pasivo total de 2,4 billones de pesos colombianos (750 millones de euros), de los que 1,8 billones (565 millones de euros) corresponden a entidades financieras.

Además, el plan de inversiones que debe afrontar el nuevo operador, y que se convertirá en el “eje central del proceso de selección”, asciende a 240.000 millones de pesos (75 millones de euros) anuales.

Destacadas en Business