Menú Buscar
Jaume Collboni y Ada Colau, presentando el acuerdo de 122 medidas que deberán desarrollar en lo que queda de mandato.

Collboni justifica su pacto con Colau para desbloquear el Ayuntamiento de Barcelona

BComú y el PSC firman un acuerdo de gobierno municipal que deja en manos socialistas la mayor parte de la gestión económica de la ciudad

Redacción
4 min

El pacto entre Ada Colau y los socialistas de Barcelona ya es una realidad. Jaume Collboni, el líder local del PSC, ha justificado este viernes junto a la alcaldesa que era necesario unirse al equipo muncipal por la situación en la que se encontraba el consistorio. “U optábamos por el cambio o por el bloqueo de las instituciones”, ha manifestado, un escenario que no es coyuntural en la capital catalana. Recordó que se repite tanto en la Generalitat como en las Cortes.

Pero ni con el acuerdo firmado, que deberá ser ratificado por las bases de ambas formaciones, el ejecutivo municipal consigue la estabilidad.

Colau y Collboni aún están en minoría, por lo que necesitan que como mínimo la ERC de Alfred Bosch se sume al pacto. “Cuantas más manos puedan sumar, mejor”, indicó Colau, quien dejó claro que el resultado de ponerse de acuerdo con uno de los partidos contra los que más cargó en campaña electoral, el PSC, tenía como objetivo conseguir un “buen acuerdo para la ciudad de Barcelona, no para favorecer a un partido u otro”.

“Nadie se debe sentir agraviado u hostil, es la continuidad lógica de una forma de hacer políticas y llegar a pactos que llevamos ensayando desde hace 11 meses”, añadió Collboni.

Estructura cruzada

Para evitar caer en la convivencia traumática de Junts pel Sí en la Generalitat, ambos políticos han apostado por una estructura cruzada. El líder socialista será el segundo teniente de alcalde y asumirá una macroconsejería de nueva creación denominada Empresa, Cultura e Innovación.

El PSC retoma las riendas de Fira Barcelona, la Fundación de la Mobile World Capital, el Consorcio de la Zona Franca y otras entidades de promoción económica. También será el encargado de dirigir Empresa y Turismo; Cultura e Innovación y Conocimiento con un equipo que incluirá a personal próximo a los socialistas y de las filas de BComú.

Cuatro ediles socialistas en el gobierno

Collboni también será el encargado de coordinar la comisión bilateral entre ayuntamiento y Generalitat y de las relaciones institucionales con el Gobierno central, así como las áreas de Comercio y Mercados y Barcelona Serveis Municipals (BSM).

Otros tres ediles socialistas asumirán carteras en el equipo de Colau. Carmen Andrés, una política de peso que se opuso a Collboni en el proceso de primarias, será la nueva responsable de Infancia, Juventud y Ancianos; Montse Ballarín la de Comercio y Mercados; y Dani Módol de Arquitectura, Paisaje y Patrimonio. Tomará las riendas del Instituto Municipal de Paisaje Urbano, la dirección de Patrimonio y la de Arquitectura, además de la Fundación Mies, que hasta ahora estaban controlados por la teniente de alcalde Janet Sanz.

122 medidas en cinco ejes

Además del organigrama, BComú y el PSC han firmado una hoja de ruta municipal con 122 iniciativas repartidas en cinco ejes. Deben desarrollar medidas para reducir la desigualdad ciudadana, crear ocupación y reactivar la economía, conseguir que los barrios sean una prioridad sin que ello evite que Barcelona se proyecte al mundo, un campo en el que hay muchos trabajo hecho y se debe mantener, y conseguir un Gobierno próximo a la ciudadanía.

La ratificación por parte de las bases de BComú y del PSC empieza este viernes por la tarde.