Menú Buscar
La junta del Colegio de Arquitectos de Cataluña (COAC), en el momento del relevo temporal en la dirección / CG

¿Para qué sirve el Colegio de Arquitectos de Cataluña?

Los profesionales recuerdan que la institución ha perdido casi el 90% de ingresos y su prestigio

3 min

¿Qué utilidad tiene el Colegio de Arquitectos de Cataluña (COAC)? Los profesionales colegiados recuerdan que la institución, que celebrará elecciones a sus órganos de gobierno el próximo 10 de mayo, con dos de las tres candidaturas defendiendo superar el apoyo al procés del organismo, ha perdido el 90% de ingresos y mucho prestigio.

En teoría, el ente profesional promueve la formación de los profesionales, su inserción laboral, proporciona apoyo a los colegiados en el desempeño de sus proyectos, recopila la normativa vigente y la actualiza y difunde la labor de los arquitectos entre la ciudadanía. Su antigua función clave, la de visar intervenciones de obra menor y mayor, ha quedado descafeinada tras la liberalización del trámite desde 2010. Parte de esa labor ha sido absorbida por las entidades colaboradoras de la administración (ECA). Otros proyectos se acometen con una simple nota informativa a la Administración. ¿Qué hace el colegio? "Certifica la idoneidad técnica de las obras", explica un miembro de la junta que prefiere no revelar su nombre.

Caída de ingresos

La pérdida de esa capacidad de certificación ha hecho mella en el colegio. "Antes llevabas un proyecto, lo visaban y lo presentabas a la Administración para que dictaminara si se ajustaba a normativa. Ahora ya no funciona así. No visa sólo el colegio, sino que emite informes de idoneidad técnica (ITT). De hecho, las rivales son mucho más rápidas realizando ese trámite antaño obligatorio", ha agregado la misma fuente.

"Ello ha significado una fuerte pérdida de recursos para el colegio, de hasta el 90%, pues los visados constituían el grueso de los fondos que entraban. El COAC ha tenido que reinventarse, tirar de la Cooperativa La Capell o el Coac bar restaurant, situados en los bajos del icónico edificio de la plaza Nova", ha abundado la misma fuente. 

Dos mandatos

El declive del COAC ha coincidido con los dos mandatos de Lluís Comerón al frente de una institución fundada en 1931. El profesional ganó las elecciones en 2010 a Josep Maria Dedéu y Luis Alonso, y revalidó su puesto cuatro años después frente a Lluís Maria Sanllehy.

En ambos casos la participación no llegó ni a un tercio de los 9.500 colegiados que tiene el ente: alcanzó el 25% en 2010, para quedarse en el 17% en la siguiente cita electoral.

Destacadas en Business