Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de BCN, y Gerardo Pisarello, su mano derecha, en una imagen de archivo de un pleno.

Colau responde: los cambios de directivos que enojan a CCOO no cuestan dinero

La dirección de BCN Activa asegura que los sindicatos sí cuentan con la información necesaria sobre la reorganización interna del organigrama de la agencia

02.05.2016 22:52 h.
5 min

El Gobierno de Barcelona, encabezado por Ada Colau, defendió este lunes las políticas emprendidas en la empresa pública que promueve el empleo en la ciudad, BCN Activa. El ayuntamiento aseguró que se redefinió la estructura directiva de la agencia para impulsar el nuevo modelo de desarrollo económico de la ciudad y que todas las modificaciones se realizaron "sin incrementar la masa salarial".

Ese es uno de los rasgos distintivos de la nueva plana mayor de BCN Activa, según los portavoces municipales, el mismo proceso que la sección sindical de CCOO, mayoritaria en el comité de empresa, llevó ante la Inspección de Trabajo por la presunta falta de transparencia al nombrar los nuevos cargos.

Conflicto laboral

En relación a la denuncia ante la autoridad laboral, el Gobierno municipal insiste en que, en un intento de "ampliar la transparencia", incluyó a los sindicatos en los procesos de selección para cubrir las plazas de directores y de responsables de la agencia (los cargos intermedios), y que les entregó la información de los procesos "como miembros invitados". El sindicato mayoritario de BCN Activa indica que no es así y, tal y como consta en el escrito remitido ante el regulador laboral, les faltan documentos.

BComú mantiene que su voluntad de "informar y dar información previa a los representantes de los trabajadores sobrepasa lo que marca el convenio" y que así lo ha reconocido el Tribunal de Conciliación Laboral.

Apuesta por la promoción interna

Asimismo, recordó que el convenio vigente en BCN Activa les da vía libre para "cubrir libremente los puestos de trabajo que tengan carácter de confianza, directivos o impliquen funciones de mando en todos los niveles de la estructura". Por lo que habrían sobrepasado lo que marca la ley, y todo ello con una apuesta por el "talento de la casa y la promoción interna de libre concurrencia".

Con todo, será Inspección de Trabajo la que tenga la última palabra sobre el debate por el conflicto laboral abierto en la agencia.

División para fomentar el empleo

BCN Activa, presidida por el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, mantuvo las tres direcciones ejecutivas de la agencia e incrementó de 10 a 14 las plazas de direcciones operativas. Tres de estas plazas corresponden a las nuevas direcciones operativas del área de Estrategias de Fomento del Empleo.

El Gobierno local defendió que la división era necesaria porque, hasta la fecha, todos los servicios de empleo eran competencia de un único departamento con 130 trabajadores en el equipo. Afirmaron que la división sólo tuvo un impacto de 6.582 euros en la masa salarial por las reubicaciones y los concursos abiertos que se convocaron.

Esta es la forma mediante la que BComú apuesta por "recuperar el liderazgo de las políticas de empleo"; realizar una "mirada más amplia del emprendimiento" con la inclusión de las cooperativas, aspectos sociales y solidarios y la apuesta por la innovación en general más allá de la tecnología; además de hablar de una "economía plural" en la que colaboren el sector público, privado y cooperativo, y con el acento puesto en lo social y medioambiental. Es decir, las nuevas tres líneas estratégicas de la agencia.

Más directores con salarios más bajos

Con todo, se rebajó considerablemente la retribución de la cúpula al pasar de un sueldo de 106.700 euros de media a los 67.600 euros. Asimismo, los cargos intermedios cobraban en la pasada legislatura unos 71.500 euros y se les rebajó las asignaciones hasta los 67.000 euros, según los mismos interlocutores.

BCN Activa cuenta actualmente con una plantilla de 321 personas entre personal fijo y gestores de programas temporales.