Menú Buscar
Imagen de la calle de la Libretería de Barcelona, una de las vías más turísticas de la ciudad que gobierna Colau / CG

Colau regulará el alquiler de pisos a turistas con el apoyo de Ciudadanos

Barcelona se compromete a ordenar el sector de los apartamentos vacacionales y el 'homesharing' antes de agosto

24.02.2017 00:00 h.
4 min

El Ayuntamiento de Barcelona lanzará una regulación previa del alquiler de viviendas a turistas antes de agosto. El consistorio aprueba este viernes una proposición en la que se compromete a desarrollar una ordenanza municipal para dar encaje legal al homesharing y al arrendamiento de pisos a turistas en seis meses.

La iniciativa, que ha capitaneado Ciudadanos, ha sido pactada con el sector y se ha granjeado el apoyo de BComú y del PSC, por lo que será aprobada. La propuesta del partido naranja, que en el consistorio comanda Carina Mejías, emplaza al Ejecutivo local a "presentar en el plazo de seis meses una propuesta de ordenanza del alquiler turístico".

Con este calendario y siempre que el Gobierno local cumpla, el borrador de ordenanza se tendría que presentar a los grupos municipales antes de agosto.

No es lo mismo

Cualquiera que fuere el calendario, la propuesta municipal tendrá varios pilares. El primero, y probablemente el más importante, es la "distinción y regulación diferenciada" entre los pisos de uso turístico (HUT, por sus siglas en catalán) y el alquiler en la vivienda habitual.

Ésta es una de las reivindicaciones de varios intermediarios tecnológicos y de la plataforma Veins i Anfitrions, que demandan poder compartir casa con visitantes extranjeros sin dedicarse profesionalmente a ello.

La entidad acepta el pago de impuestos y ha pedido históricamente una normativa que ampare estas estancias.

Civismo y responsabilidad

El texto también establecerá un marco de responsabilidad y pautas de civismo. El documento que presente el equipo de la alcaldesa Ada Colau definirá "horarios, ocupación máxima y normas de comportamiento de los huéspedes que se adapten a las características de los diferentes tipos de alojamiento".

Asimismo, establecerá la responsabilidad legal del operador, propietario o arrendatario si se incumple la ordenanza. En estos casos, habrá un capítulo de actuaciones municipales y sanciones.

También en este campo se enmarca una de las condiciones de la futura ordenanza. Si el arrendador comete infracciones graves o reiteradas, el ayuntamiento determinará la suspensión de actividad.

Tasa turística

Mención aparte merece el pago de la tasa turística o IEET, por su denominación oficial. La nueva norma local contemplará el pago del gravamen para el llamado alquiler colaborativo, algo que ahora ocurre sólo a discreción del arrendador.

En lo que se refiere a los profesionales que alquilan a turistas, la corporación estudiará la posibilidad de pedir una fianza que cubra posibles infracciones, incumplimientos o daños.

Armazón legal

Antes de aprobarse, la futura ordenanza deberá dar algunos pasos previos. El más importante es la aprobación del reglamento de turismo de Cataluña, actualmente en tramitación. El gobierno de BComú y PSC ha aceptado el reto de ordenar el alquiler a turistas a la espera de conocer qué competencias le cederá la Generalitat con este texto.

Aun y así, el acuerdo de hoy viernes es un paso adelante para dotar al sector de una regulación largamente demandada por los actores del sector, además de por el propio ayuntamiento.

Hasta ahora, el ejecutivo de Ada Colau gestionaba la poderosa industria --hay 9.606 licencias de alquiler vacacional legales en la ciudad-- con leyes autonómicas. Cuando prospere la nueva norma jurídica, Barcelona dispondrá de sus propias herramientas para gobernar un sector clave en la gestión de los flujos turísticos.

Comentar
Antoni Ferret 24/02/2017 - 09:31h
Em sembla molt i molt bé que BComú-PSC col·laborin en alguna cosa amb Ciutadans. Serà interessant i útil.
¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información