Menú Buscar
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, junto a uno de sus colaboradores más cercanos, Eloi Badia, en una imagen de archivo de la campaña electoral de 2015 / BCNCOMU

Más ‘staff’ para un ámbito polémico del Área Metropolitana

El gobierno de Ada Colau refuerza la cúpula de un sector de actividad en el que mantiene varios pulsos abiertos en el final del mandato

05.04.2018 00:00 h.
3 min

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha abierto una licitación pública para buscar un director adjunto de Medio Ambiente, un área de actividad que controla el partido de Ada Colau y que políticamente depende de uno de los colaboradores más estrechos de la alcaldesa, Eloi Badia. Se trata del segundo proceso que se emprende para cubrir una plaza de nueva creación y la tercera contratación que ha generado polémica del mismo ámbito en lo que llevamos de mandato.

Además, llega en la parte final de la legislatura. Cabe tener en cuenta que las próximas elecciones municipales se celebrarán previsiblemente en el primer fin de semana de junio de 2019 y que los cambios en los ejecutivos locales se trasladarán después a la organización supramunicipal.

Proceso de reuminicipalización

El futuro director adjunto deberá asumir gran parte de las responsabilidades en la gestión diaria de Medio Ambiente, cuestión que le llevará a “mantener contactos necesarios con terceros en representación del AMB en ejercicio de sus funciones (empresas, entidades locales, otras administraciones, asociaciones y organismos, etc.)”, tal y como indica la oferta publicada.

Entre ellos, según fuentes del AMB, el de proseguir con el proceso de remunicipalización de la gestión del agua. Uno de los principales objetivos perseguidos por el partido de Colau al que ha destinado numerosos recursos, principalmente desde el Ayuntamiento de Barcelona, desde que llegó a la alcaldía. Con todo, las dificultades tanto jurídicas como técnicas que conlleva hace poco probable que se complete en 14 meses.

Frentes abiertos

Ha propiciado mantener un pulso en varios frentes con la actual operadora del servicio de agua en el AMB, la empresa mixta Aigües de Barcelona. En el marco supramunicipal, el próximo director adjunto de Medio Ambiente deberá capitanear el intento de modificar el acuerdo marco con la empresa y revalorizar a la baja los activos que gestiona mediante un cambio en el método de cálculo. Cuestión que se ha puesto en duda incluso desde los propios técnicos de la institución.

Todo ello, por un periodo de tiempo limitado. El nombramiento sólo estará vigente hasta el próximo 31 de diciembre. Además, y para cumplir con los preceptos legales, se establece un periodo de prueba de seis meses. Se dan 10 días para presentar ofertas.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información