Menú Buscar
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en un encuentro con vecinos del barrio de la Sagrega la semana pasada / AJ BCN

Colau intenta por segunda vez hinchar la cúpula del Área Metropolitana

Abre el segundo proceso público para cubrir una plaza de nueva creación, la de director adjunto de Medio Ambiente

4 min

El gobierno del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), encabezado por Ada Colau, intenta por segunda ocasión hinchar el staff directivo del ejecutivo supramunicipal. Ha abierto el segundo concurso público del año para conseguir dotarse de un adjunto a la dirección del Área de Medio Ambiente, un cargo de nueva creación.

Inició un proceso similar a finales de enero, pero se tuvo que dar un paso atrás por la polémica generada a raíz de los detalles de la licitación. BComú, el partido que controla este ámbito de actividad en el AMB, lanzó una licitación exprés hace tres meses. Ofrecía tan sólo cinco días hábiles a los interesados, aunque las bases de la convocatoria no se hicieron públicas de forma inmediata. Cuestión que generó un reguero de críticas que llevó, finalmente, a que se retirase.

Características del nuevo concurso

Ahora, se vuelve a abrir con mayores garantías para los que quieran presentar su candidatura. Se otorga el doble de tiempo para preparar un currículo y recopilar los documentos que acreditan los méritos requeridos para ejercer el cargo. Los 10 días hábiles del proceso son el plazo medio habitual en licitaciones parecidas del AMB, indican fuentes de la organización.

También se han hecho los deberes para hacer públicas las bases en el mismo momento en el que se ha publicitado la oferta en los boletines oficiales. Entre otros, se marca que deberá trabajar codo con codo con el actual director de este ámbito, Joan Pinyol, y que éste podrá encargarle o delegarle responsabilidades.

Además, deberá proponer “elementos de planificación estratégica y operativa” y realizar las tareas de representatividad que se necesiten.

Margen de discrecionalidad

La selección final de los candidatos correrá a cargo de tres funcionarios del AMB. Con todo, se ha guardado cierto margen de discrecionalidad para elegir entre todos los perfiles que superen la criba inicial.

El concurso de méritos, la valoración de los currículums de los aspirantes, se valorará en un máximo de 10 puntos. Otros cinco, que pueden ser decisivos en la decisión final, se decidirán mediante una entrevista personal.

Más ‘staff’ en el final del mandato

Esta se realizará en la segunda fase del proceso de selección y servirá para “evaluar la idoneidad y la adecuación del candidato a las funciones requeridas”, tal y como indican las bases. Cuestión que tampoco ha sido vista con buenos ojos desde algunos ámbitos.

Con todo, no parece que las quejas vayan a más. Se da por sentado que en esta ocasión el proceso de selección llegará a su etapa final. El gobierno del AMB se dotará de un director adjunto de Medio Ambiente en la fase final del mandato.