Menú Buscar
El plan hotelero de Barcelona ha frustrado la salida al MAB de la start-up catalana.

Colau frustra la salida a bolsa de una hotelera con su moratoria

Bestprice frena su incorporación al Mercado Alternativo Bursátil y denuncia la pérdida de 25 empleos

Ignasi Jorro
03.04.2016 23:14 h.
2 min

El plan hotelero que ha aprobado el Ayuntamiento de Barcelona ha frustrado la salida a bolsa de una start-up catalana. Bestprice Hotels ha paralizado su incorporación al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) porque el documento urbanístico le frena inversiones en la Ciudad Condal. La firma denuncia además la pérdida de 25 puestos de trabajo y dos millones de inversión en dos alojamientos.

Según ha podido saber Crónica Global, la joven cadena hotelera proyectaba dos pequeños alojamientos de unas 30 habitaciones cada uno cerca de la Sagrada Familia y la calle Pallars. Los dos proyectos han quedado frenados por el plan urbanístico especial de alojamientos turísticos (Peuat, por sus siglas en catalán). Otras dos unidades están pendientes de la aprobación final del plan.

Músculo financiero

Los cuatro hoteles proyectados habrían dado a la cadena el músculo financiero que necesitaba para proponer una venta pública en el mercado especializado en pymes de la Bolsa de Madrid. Bestprice confía en acometer dos de ellos, pero la pérdida del 50% de la expansión a corto plazo retrasará su salida al parqué. 

"El plan es un golpe a los emprendedores. [El Peuat] genera mucha incertidumbre a corto plazo, cuando la industria hotelera es un sector con inversiones a medio y largo plazo. Ha dejado a la hotelería muy tocada", resumen fuentes cercanas a la pequeña compañía.

Dos millones y 25 empleos

Además del frenazo a la venta o suscripción de acciones, la start-up denuncia otro problema para la ciudad. "La inversión prevista que no se acometerá es de casi dos millones de euros y unos veinte o veinticinco empleos", abundan las mismas fuentes.

Cabe recordar que el Peuat está aprobado inicialmente en comisión de gobierno, pero aún está en tramitación. La propuesta inicial de BComú divide la ciudad en zonas, y restringe la apertura de nuevos alojamientos en la mayoría de barrios, autorizando proyectos solo en la periferia y áreas concretas como el 22@ o la Marina del Prat Vermell.