Menú Buscar
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en un evento en Madrid la asemana pasada / EFE

Colau cree que ni la DUI ni las cargas policiales del 1-O “ayudaron” a conseguir la EMA

Sobre el futuro de la Torre Glòries, descarta que se convierta en un hotel y prevé establecer oficinas

1 min

El cruce de reproches sobre el fracaso de Barcelona para conseguir ser la nueva sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha encontrado en Ada Colau un freno. La alcaldesa de Barcelona considera que tanto la declaración unilateral de independencia (DUI) como las cargas policiales del 1 de octubre “no ayudaban” a conseguir la EMA, que finalmente se trasladará de Londres a Ámsterdam.

Según Colau, el ayuntamiento, la Generalitat y el Gobierno sabían de antemano que la situación política en Cataluña era un inconveniente para que la capital catalana ganara la votación. Fueron la DUI, el 155 y unas “cargas policiales que dan una imagen de Barcelona como si tuviéramos las calles incendiadas todos los días” los que agravaron la situación.

Oficinas en la Torre Agbar

Sobre el futuro de la conocida como Torre Agbar, la Torre Glòries, apuesta por establecer oficinas. El edificio era el elegido para albergar la sede de la EMA, y Colau ha recordado que tiene permisos para oficinas, por lo que descarta que se convierta en un hotel.