Menú Buscar
Los directivos de TMB cobrarán un 10% menos / EFE

Colau se duerme en conseguir un acuerdo laboral en el metro ante el MWC

Los trabajadores decidirán en una asamblea el próximo 14 de febrero si convocan una huelga de servicio en los días del congreso de móvil

4 min

El Ayuntamiento de Barcelona dispone de 14 días para intentar alcanzar el pacto laboral en el metro de la ciudad. Los trabajadores del suburbano decidirán ese día si convocan o no otra huelga de servicio que coincidiría con el Mobile World Congress (MWC). No se trata solo del enésimo parón por el conflicto que sea arrastra desde hace más de un año en la empresa pública. Está en juego incluso la continuidad del congreso del móvil, el principal evento que acoge la capital catalana y que genera un impacto económico de 465 millones.

Los sindicatos se quejan de una supuesta falta de voluntad pública para facilitar la negociación. La misma protesta que ha marcado el signo del conflicto laboral y que se reivindica ahora con mayor vehemencia por la proximidad de la votación sobre la huelga.

Cúpula de TMB y Ayuntamiento

Señalan directamente a la dirección de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), encabezada por Enric Cañas, y al máximo responsable del metro, Marc Grau. A éste último le acusan de torpedear en varios momentos de la negociación principios de acuerdo que se habían logrado. Elevan las quejas a plaza Sant Jaume. Aseguran que el equipo de gobierno de Ada Colau se ha desvinculado del conflicto y no ha bajado a la arena del pacto.

Por ahora no están ni siquiera cerca de la ansiada resolución del conflicto. Cerraron en verano la reorganización de los contratos del nuevo convenio pero se han encallado desde ese momento en los puestos de trabajo alternativos que se deberían ofrecer a empleados con incapacidades, temporales o no. Es decir, quedan grandes cuestiones pendientes de negociar como la revisión salarial o incluso la durada del convenio.

Tres mesas de negociación convocadas

Fuentes del comité de empresa dan casi por imposible acercar posiciones en temas tan complejos en las tres reuniones de la mesa de negociación que están convocadas antes del 14 de febrero. Además, lamentan que se trata de encuentros de tan sólo medio día en lugar de intensificar el debate.

Otros interlocutores cercanos a la dirección de TMB reconocen que los ritmos de negociación son lentos. Los propios trabajadores asumen que un nuevo colapso en el metro en el MWC no es su escenario ideal. Indican que son los primeros sorprendidos por lo poco que se ha avanzado en el conflicto si se compara con la situación de hace un año.

Quejas de GSMA

En los últimos 12 meses se ha cambiado en varias ocasiones a los miembros del comité de empresa que participaban en la negociación, diversas secciones sindicales se han dividido o han tenido que apartar alguno de sus miembros del debate y las asambleas de trabajadores han asumido todo el protagonismo. Las huelgas han cansado a la ciudadanía y la plantilla acusa también su coste económico.

John Hoffman, consejero delegado de GSMA, la asociación que agrupa a más de 800 empresas del sector y organiza el congreso del móvil de Barcelona, ha mandado este miércoles un mensaje claro a la mesa de negociación: “Arreglad lo que sea necesario”. Se debería conseguir en menos de 15 días.