Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en un acto público anterior / EFE

Colau refinancia deuda para pagar 72 inversiones en Barcelona

La alcaldesa de la CIudad Condal emitirá de nuevo 'bonos sostenibles' para reorganizar las obligaciones del ayuntamiento en plena crisis presupuestaria

01.11.2018 08:42 h.
4 min

El gobierno municipal de Ada Colau en Barcelona refinanciará deuda para pagar hasta 72 inversiones en la ciudad. El Ejecutivo local de Barcelona en Comú (BComú) ha obtenido el del Ministerio de Hacienda para una nueva emisión de bonos sostenibles que permitan reorganizar sus obligaciones. Todo ello en mitad de una crisis presupuestaria del Ayuntamiento de Barcelona que ha obligado a parar algunas intervenciones y recortar en otros capítulos.

Según avanza Expansión, el segundo mayor consistorio de España refinanciará 50 millones de euros de deuda que vencen este año con la emisión del citado bono. Con la previa autorización del departamento que comanda María Jesús Montero en el bolsillo, el gobierno local se prepara pues para repetir una operación que ya realizó en 2017. En aquella ocasión, Barcelona colocó 35 millones de euros en los mercados.

Hasta 72 proyectos

El objetivo de la emisión, que el Ayuntamiento insiste que no es de deuda, sino de "reorganización de las obligaciones que expiran en los próximos meses", es financiar inversiones por un valor total de 116,3 millones de euros. Entre estas actuaciones municipales se encontrarían intervenciones para incentivar el uso de la bicicleta (8,09 millones de euros), las renovaciones de los mercados de Vall d'Hebron y Bon Pastor, con un coste de 5,25 millones cada uno , o el proyecto de la nueva escuela de Mitjans Audiovisuals (EMAV) en la antigua fábrica de Can Batlló, en el distrito de Poblenou.

deuda ayuntamiento barcelona colau

Gerardo Pisarello, primer teniente de alcalde de Barcelona y responsable económico / CG

En total, los comunes pretende costear un total de 72 intervenciones en Barcelona con la lista emitira al Gobierno. Cabe recordar que el Ejecutivo exige a las adminstraciones solvencia financiera para realizar colocaciones de deuda de este tipo.

Superávit con recortes

El equipo de Gerardo Pisarello, primer teniente de alcalde de Barcelona y responsable económico del Ayuntamiento de Barcelona aseguró el pasado 25 de octubre durante la presentación de los presupuestos municipales de 2019 --en negociación con la oposición, pues loo presentó con descuadre-- que las líneas maestras de los comunes pasan por mantener la deuda neta y no reducirla. En este sentido, cabe recordar que las obligaciones del segundo mayor ayuntamiento de España totalizan 835 millones de euros, un 33% sobre los ingresos corrientes. En 2018, el consistorio prevé terminar con un superávit de 1,05 millones, frente a los 30 millones anotados el pasado ejercicio.

La operación financiera del Ayuntamiento de Barcelona se encuentra en fase de estudio. La anterior, en 2017, consistió en la colocación de deuda a la banca pública, entidades financieras éticas y emisión de bonos verdes. Los requisitos de Hacienda es que esta deuda debe amortizarse en un plazo límite de 10 años y que el tipo de interés, sea éste fijo o variable, no puede rebasar el umbral de 0,5 puntos que paga el Estado en emisiones similares.

La emisión de deuda municipal llega en un momento complejo para las cuentas municipales. El gabinete de Colau debe aprobar los presupuestos para su último año de mandato sin apoyo político y en plenos ajustes en inversiones y gasto corriente por un mal cálculo de la recaudación del impuesto sobre plusvalías y las transferencias de otras administraciones. Ello conllevó que el pasado 20 de julio la oposición reprobara la gestión económica de BComú, habida cuenta del superávit municipal existente.