Menú Buscar
Imagen de un coche de Cabify en una calle de Barcelona / CG

Colau trata de poner el cepo a Uber y Cabify

La presidenta del AMB aprueba hoy el reglamento de licencias VTC en Barcelona y su conurbación, pero la batalla continuará en los tribunales

26.06.2018 00:00 h.
5 min

Colau trata de poner el cepo a Uber y Cabify. La alcaldesa de Barcelona, a la sazón presidenta del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), conseguirá aprobar hoy martes, 26 de junio, su propuesta de reglamento de ordenación de la actividad de los vehículos de alquiler con conductor (VTC). Esta victoria del taxi --su gran competidor-- será parcial, pues serán los tribunales los que decidan si la norma se ajusta o no a ley.

Según han indicado fuentes del sector, el texto que, salvo sorpresas, aprobarán hoy todos los grupos con representación en el AMB salvo Ciudadanos y PP "va en línea con la jurisprudencia vigente". Ésta incluye la sentencia del Tribunal Supremo de junio que confirmó la modificación del reglamento de transporte terrestre de 2015, que establecía la obligación de un máximo de un vehículo VTC por cada 30 taxis. "El espíritu del reglamento de Colau es el mismo salvo en un aspecto: no tiene competencias para aprobarlo", han asegurado las fuentes consultadas. Por ello, esperan un recurso inmediato de las autoridades de competencia al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y quizá, una suspensión cautelar.

El taxi: "Pelearemos en los tribunales"

El escaso recorrido del decreto que anunció la propia munícipe de Barcelona en diciembre no desanima al sector del taxi, el rival directo de las VTC. Al contrario. Aseguran que lo defenderán donde haga falta. En los tribunales, si es necesario. "Si se aprueba, sólo unas 398 VTC del total de las que ahora mismo están en las calles del área metropolitana podrán operar. Deberán exigir un permiso especial y llevar un distintivo identificativo", ha enumerado Alberto Álvarez, portavoz de la agrupación de taxistas La Élite, la mayor agrupación de la Taula Técnica del Taxi.

¿Qué ocurrirá con el resto de coches? "Sólo podrán trabajar en trayectos de entrada y salida a los 36 municipios de la conurbación de Barcelona. Por ejemplo, de Manresa a Barcelona y viceversa. Pero nunca en rutas urbanas o interurbanas dentro del área metropolitana", ha precisado el activista. Según él, ello "cortará las alas a Uber y Cabify, pues no tendrán suficientes permisos para operar". Este hecho es justo, bajo su punto de vista, porque "viene a confirmar la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), el decreto-ley del Gobierno para salvar el taxi y la citada sentencia del Supremo de junio".

Unauto: "El 1/30 ya rige"

Una visión más matizada aporta Eduardo Martín, presidente de Unauto, patronal de empresas de vehículos VTC. "Del reglamento no podemos opinar porque aún no conocemos el contenido exacto del texto que se aprobará [el primer visto bueno al reglamento llegó en febrero]. Pero hablando en términos generales, la obligatoriedad del 1/30 en el sector del transporte ya está regulada y se cumple. Tanto con la modificación del Reglamento de Transporte Terrestre (Rott) como por el decreto-ley del Gobierno y la sentencia del Supremo. En este campo estamos tranquilos", ha indicado el directivo.

¿Qué cambiará pues la pieza de legislación si prospera? "Cuando se apruebe lo veremos, pero hay que recordar que el comienzo del fin de la guerra taxistas-VTC ya ha empezado. Ahora mismo ambas opciones conviven en las calles junto al coche compartido u otras alternativas", ha agregado Martín. "Se ha conseguido que no se liberalice el sector del transporte, algo que el taxi rechazaba. Y las plataformas pueden operar dentro de los márgenes de la ley", ha remachado el ejecutivo.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información