Menú Buscar
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (izquierda), junto a la concejal de Movilidad, Mercedes Vidal (derecha).

Colau carga contra los sindicatos del metro y tilda la huelga de “desproporcionada”

La alcaldesa asegura que las capacidades presupuestarias del TMB son limitadas y critica al comité de empresa por levantarse de la mesa de negociación tras la propuesta municipal

Redacción
3 min

La alcaldes de Barcelona, Ada Colau, ha salido en su defensa y en la de su equipo este domingo ante la confirmación de que el Metro de Barcelona irá a la huelga mientras se celebra el principal evento económico de la ciudad, el Mobile World Congress (MWC). La líder de BComú ha reconocido el derecho de los trabajadores de protestar, pero ha criticado que se levantaran de madrugada de la mesa de negociación cuando la cúpula de TMB estaba dispuesta a negociar. Además, ha asegurado que la convocatoria es “desproporcionada”.

La concejal de Movilidad, Mercedes Vidal, ha estado a su lado en la rueda de prensa. Colau ha reconocido que se ha implicado de forma personal en intentar alcanzar un acuerdo con la plantilla “a pesar de que se me recomendó que como alcaldesa, era preferible quedar al margen”. La alcaldesa ha presumido de que su política es la de “dar la cara” en los conflictos laborales en los que el consistorio se ve implicado.

Presupuesto limitado de TMB

Su defensa se basa en que TMB tiene una capacidad presupuestaria “limitada” para atender las demandas del comité de empresa para resolver la precariedad laboral que se vive en la compañía. Pese a ello, la alcaldesa ha expuesto que había ofrecido mejoras salariales y de contratos a los empelados municipales.

La propuesta que estaba sobre la mesa del comité de empresa era de máximos y, en su opinión, no se podía ir más allá sin comprometer la calidad del servicio. Ha manifestado que cualquier otra mejora implicaban subir las tarifas vigentes a los usuarios del servicio.

Servicios mínimos

Colau ha hecho una llamada a la “responsabilidad y normalidad” a la plantilla del metro. La Generalitat confía en llegar a un acuerdo en tiempo de descuento, un escenario que se pone en duda desde TMB y los sindicatos de la empresa pública.

Los servicios mínimos decretados marcan la circulación del 50% de los convoyes en las horas punta de la jornada. Es decir, entre las 6.30 y las 10.30 de la mañana y entre las 16.00 y las 20.00 horas de la tarde. El resto del día circularán el 30% de los metros. La huelga está prevista el lunes y el miércoles. El propio servicio de metro recomienda por megafonía a los usuarios que busquen un transporte alternativo para esos días.