Menú Buscar
Barcelona no permitirá más alojamientos para turistas (en la imagen) en el casco antiguo.

Colau blinda la mayoría de barrios de Barcelona contra los nuevos hoteles

El consistorio sólo permitirá aperturas en las zonas periféricas que no estén saturadas

Redacción
3 min

El Ayuntamiento de Barcelona propone un "decrecimiento natural" de hoteles, pensiones, hostales y albergues en el centro de la ciudad, mantener la oferta en la corona alrededor de esta parte central y un crecimiento sostenido en el resto donde no haya saturación, ha explicado este martes la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, de cara a la elaboración del Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (Peuat).

En rueda de prensa, ha remarcado que "no se permitirá ninguna nueva implantación en caso de baja en el censo" en el centro de la ciudad, y que en la corona que lo rodea se podría sustituir una baja por otro equipamiento con la misma ocupación.

En la práctica, ello supone excluir nuevas aperturas en los barrios más turísticos como el Raval, el Gótico, el entorno del paseo de Gracia y el Ensanche.

Solo si no hay saturación

En el resto del territorio donde no haya saturación, el consistorio propone un crecimiento sostenido "evitando la concentración excesiva", y ámbitos de regulación específica como 22@, la Marina de la Zona Franca y La Sagrera tendrán condiciones de regulación específica para graduar la intensidad de los usos y áreas de tratamiento específico: núcleos antiguos y zonas unifamiliares aisladas.

Esta propuesta se refiere a todos los establecimientos nuevos. El ayuntamiento analizará ahora cómo quedarán afectadas las licencias en trámite, pero todavía no está cerrado.

La implantación de nuevos establecimientos no podrá hacer en sustitución en ningún caso la vivienda existente --en las zonas que se permitan solo podrán situarse en edificios que no tuviesen uso efectivo de vivienda a fecha 1 de julio de 2015--, y establecerá una condición de accesibilidad mínima --solo podrán situarse en calles de ancho mínimo de ocho metros--.

Más poder local

La propuesta también aborda las viviendas de uso turístico (HUT, en sus siglas en catalán), en la que prevé congelar su implantación, y pide una modificación de la legislación de la Generalitat para dotar a los consistorios de más herramientas para ejercer el control de esta tipología de alojamiento porque son quienes reciben el impacto.

El ayuntamiento presentará esta propuesta de regulación el jueves en el tercer encuentro con agentes implicados en la elaboración del Peuat, se someterá a debate en una jornada abierta a la ciudadanía previa a la aprobación inicial del plan, previsto para el 10 de marzo en comisión de gobierno, y Sanz confía que pueda estar aprobado en junio.