Menú Buscar
Janet Sanz, teniente de Alcalde de Urbanismo (i), junto a Agustí Colom, edil de Turismo, en Barcelona hoy / CG

Colau agita de nuevo el fantasma de Airbnb antes del verano

El Ayuntamiento de Barcelona exige ahora a la plataforma retirar 2.500 pisos turísticos ilegales tras meses negociando

23.05.2018 18:09 h.
4 min

El gobierno municipal de Barcelona, que comanda Ada Colau, agita de nuevo el fantasma de Airbnb antes del verano. El ayuntamiento de la Ciudad Condal ha exigido a la platafoma hoy, miércoles 23 de mayo, retirar 2.577 anuncios de pisos turísticos sin licencia para seguir negociando.

Lo ha anunciado en rueda de prensa la cuarta teniente de alcalde, Janet Sanz, que ha concretado que "se ha sancionado a los propietarios y se ha exigido a la tecnológica que los elimine antes de escuchar cualquier propuesta de acuerdo". Con ello, el equipo de gobierno de BComú se desmarca de las negociaciones que lleva meses manteniendo con la puntocom. Agrupa las notificaciones de sanción a Airbnb --que se hacen constantemente--, y las notifica a los medios de comunicación en un momento sensible para el debate turístico: la campaña de verano.

Sanz: "Airbnb ya ha retirado 1.500"

La también concejal del Área de Ecología, Urbanismo y Movilidad ha admitido que el intermediario tecnológico "ha retirado 1.500 anuncios de pisos turísticos sin licencia" en Barcelona. Mil de estos los descolgó Airbnb en el distrito más saturado a nivel turístico de Barcelona, Ciutat Vella, en julio de 2017. Medio millar más de viviendas vacacionales irregulares se han retirado por el trabajo conjunto de los inspectores municipales --cien según el Ayuntamiento-- y la plataforma desde entonces, ha explicado Sanz. 

"Hemos conseguido reducir la cifra de 6.000 pisos turísticos sin número de Registro de Turismo de Cataluña (RTC) a unos 3.000 en toda la ciudad. La medida que explicamos hoy se enmarca en esa lucha contra el fraude", ha remachado Agustí Colom, concejal de Empresa y Ocupación.

El resto de plataformas, no se sabe

La medida es pues abrupta. Ayuntamiento y Airbnb llevan meses negociando, como ha explicado Janet Sanz. ¿Por qué ahora esa exigencia? "No se trata de una sanción a la plataforma. Se trata de expedientes incoados a los propietarios que practican de forma fraudulenta el alquiler turístico. A la empresa sólo la avisamos", ha defendido Sanz a preguntas de este medio. La propia edil ha admitido que esperaban una propuesta de acuerdo de la plataforma de cara a la próxima semana, antes de comunicarle la lluvia de sanciones.

En relación al resto de operadores del mercado, el equipo de gobierno de BComú quita hierro. Lo hace con, por ejemplo, Homeaway, con quien firmó un acuerdo de buenas prácticas en mayo de 2017. ¿Cuántos expedientes ha incoado el Ayuntamiento contra esta plataforma, Booking, Rentalia o Tripadvisor, que, como avanzó este medio, también anuncian vivienda vacacional ilícita? "Se realiza un trabajo conjunto con estos portales mediante nuestra araña web. En cualquier caso, ninguna de ellas está al nivel de Airbnb en materia de fraude", ha concluido Sanz.