Menú Buscar
Una carretera abarrotada de vehículos de noche

'Coches zombies', la nueva pesadilla de la DGT

La baja temporal de un vehículo permite dejar de pagar impuestos, pero han aumentado exageradamente los que después siguen circulando

06.09.2019 00:00 h.
5 min

Los denominan coches zombies porque despiertan después de muertos, un fallecimiento y resurrección que pasa en este caso por dar de baja el vehículo y, sin embargo, seguir circulando. Esta práctica parece haberse puesto de moda en España, como denuncia la Dirección General de Tráfico, que cifra en unos 350.000 el número de vehículos que el pasado año se dieron de baja temporalmente. Una cantidad sospechosamente alta que se corresponde con el 50% del total de bajas. Así, de las 700.000 tramitadas, aproximadamente la mitad corresponde a definitivas y otras tantas a temporales, cuando en el año 2004 el número de bajas por un tiempo suponía únicamente el 5% del total.

La práctica es sencilla, ya que diversas circunstancias permiten a un conductor acceder a la baja temporal de su vehículo, ya sea un coche, una moto u otro que requiera del pago del impuesto de circulación. Y además el trámite puede realizarse telemáticamente y conlleva únicamente el pago de 8,5 euros.

Exentos de pagar

Que el coche haya sido sustraído, que no vaya a ser utilizado en algún tiempo, si se ofrece en compraventa o si se cumplen otros requisitos de carácter personal son las circunstancias que permiten dar de baja por un tiempo un vehículo, que quedará así exento del pago del impuesto de circulación, del seguro y la ITV, aunque desde el momento de la baja ese vehículo tendá prohibido circular.

La DGT ha comprobado igualmente que ese desmesurado aumento de bajas temporales se traduce en un notable incremento de los coches zombies que circulan, como confirman las denuncias de la Guardia Civil; aunque es materialmente imposible cuantificar el número de ellos que pueden estar circulando o que efectivamente han sido retirados de las carreteras.

agente trafico

Un agente de la Guardia Civil en un control de alcoholemía / EFE

Desguaces fraudulentos

En Tráfico tienen la sospecha de que la mayoría de esas bajas no corresponden a particulares, sino a desguaces, que en lugar de dar de baja definitivamente los vehículos, lo hacen temporalmente con la intención de ahorrarse dinero y fomentar un mercado clandestino de vehículos y piezas destinadas a la exportación para ser reutilizadas, lo cual tampoco es legal.

Para los desguaces, la baja definitiva es un requisito obligatorio, que igualmente deben cumplir si su intención es enviar el coche a otro país, bien entero o bien por piezas. 

Campaña informativa desde octubre

Para tratar de paliar el aumento de coches que podrían estar circulando de manera ilegal, la DGT va a llevar a cabo a partir de octubre una campaña informativa, consistente en el envío masivo de cartas a los propietarios de vehículos dados de baja temporalmente. De esta manera, Tráfico quiere que los dueños de esos coches destinados a un desguace comprueben si realmente el vehículo ha sido dado de baja definitivamente y posteriormente ha sido achatarrado conforme a la ley, ya que toda persona que quiera enviar un vehículo a desguazar debe darlo de baja para siempre antes, y el vehículo debe ser descontaminado en un Centro Autorizado de Tratamiento (CAT).

Pero demasiadas veces los dueños de los coches se deshacen de ellos a través de un tercero que actúa de manera irregular y no se atiene a la normativa europea de descontaminación, lo cual les permite, por ejemplo, vender piezas de manera ilegal. La clave es que la baja definitiva de un vehículo supone su retirada de la circulación y la obligación de que el coche sea achatarrado y descontaminados por un CAT. Pero si se elude esta condición obligatoria con una baja temporal, y no definitiva, puede perderse el rastro del vehículo y ser utilizado al antojo de los desguaces fraudulentos.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información