Menú Buscar
Un voluntario recoge una botella de plástico de Coca-Cola del mar, en una imagen de campaña de la marca de refrescos / EP

Coca-Cola, la marca que genera más residuos plásticos

El volumen de basura producido por la multinacional líder del sector de los refrescos supera la suma de las tres empresas que la siguen

14.11.2019 00:00 h.
5 min

Coca-Cola, el rey de los refrescos, es la compañía que genera más residuos plásticos. Tantos, que supera en este apartado la suma de los tres siguientes (Nestlé, PepsiCo y Mondeléz International). Es la conclusión a la que llega el análisis Branded. Vol. II, Identifying the World’s Top Corporate Plastic Polluters después de recoger 476.423 artículos de plástico esparcidos por medio mundo y catalogarlos por marcas. A pesar de ello, el 57% de la basura recopilada carece de identificativo.

Botellas plastico
Botellas de plástico en una playa

Los diez primeros puestos del 2019 los completan, por este orden, Unilever, Mars, P&G, Colgate-Palmolive, Phillip Morris y Perfetti Van Melle. Ninguno de ellos, sin embargo, se acerca a las cifras de Coca-Cola, cuyos desechos plásticos han aparecido en 37 de los 51 países analizados y en número de 11.732 artículos (el 2,5% del total). Segunda es Nestlé –sube una posición–, con 4.846 piezas (1%) y, tercera, PepsiCo, con 3.362 (0,7%).

Las marcas que más ensucian, por continentes

Por continentes, las tres marcas cuyos residuos plásticos han recogido los voluntarios con más frecuencia son: en Europa, Coca-Cola, PepsiCo y Heineken; en Asia, Nestlé, Coca-Cola y PepsiCo; en África, Coca-Cola, Colgate-Palmolive y Unilever; en América del Norte, Nestlé, Solo Cup Company y Starbucks; y en América del Sur, PepsiCo, Coca-Cola y Grupo Ferrero. En este escenario, el informe sugiere que la democratización del consumo –uso de plástico para abaratar costes, entre otros ejemplos– sale cara. Y anota otra variable: “El plástico no se puede reciclar eternamente porque pierde propiedades”.

Vasos plástico Starbucks
Vasos de plástico de Starbucks / EP

Tras ello, el estudio pasa a detallar los efectos de la producción del plástico –polución, contaminación de los océanos, uso de productos químicos– sobre la salud. Asegura que provoca problemas respiratorios, digestivos, neurológicos, riesgo de nacimientos prematuros y hasta cáncer. Incluso que los envoltorios y la ropa pueden traspasar micropartículas a la comida y al cuerpo, sin olvidar que la fabricación y la incineración repercuten en el cambio climático, y que todos estos efectos afectan sobre todo a las regiones más pobres. “Solo se recicla el 9% del plástico; el resto se quema, termina en vertederos o deja contaminación en el ambiente”, sostiene el documento.

Los residuos más recogidos

Más datos. El 93% del plástico recogido corresponde a tres tipos de este material: PET (usado mucho en botellas de plástico), LDPE (se encuentra en bolsas sobre todo) y otros. Del mismo modo, los desechos más comunes en la naturaleza son las bolsas (12,4% del total), los saquitos (11,2%) y las botellas (6,1%). “Hay muchos plásticos de usar y tirar; el modelo no se sostiene”, insiste el informe. También llama la atención que muchos de los residuos hallados en Asia corresponden a multinacionales de Europa y de EEUU.

Bolsas plastico oceano
Bolsas de plástico en el fondo del mar / EP

Para terminar, sugiere algunas soluciones a marcas y usuarios con el objetivo del Zero Waste (residuos cero), esto es, buscar maneras para reducir la producción de residuos, reciclar y revalorizar la mayor cantidad posible de materiales y promover la fabricación de productos duraderos. “Todo pasa por la gestión de los residuos”, asegura. Dice que, en los países en los que se está actuando, están notando el descenso de basura. Pero para ello están imponiendo la recogida puerta a puerta y la prohibición de bolsas de plástico, entre otras medidas. En cuanto a las empresas –señala en concreto a Coca-Cola, Nestlé y PepsiCo–, desliza que tienen muy buenos propósitos, pero que siguen sin resolver el problema. Y, si ellos aparcan estos materiales, los consumidores también lo harán.