Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un laboratorio farmacéutico / EP

La CNMC considera que el Gobierno otorgará monopolios a farmacéuticas sin innovación

El regulador exige cambios en el proyecto de ley de propiedad industrial para blindar el libre mercado de las patentes

2 min

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha manifestado que el proyecto de leyes de propiedad industrial que el Gobierno ha empezado a tramitar concede monopolios a invenciones farmacéuticas sin garantizar su carácter innovador.

Esta es la conclusión a la que llega tras analizar la propuesta normativa que modifica las tres regulaciones que afectan a un ámbito tan sensible como este. Es decir, la ley de marcas, la de patentes y la de protección jurídica del diseño industrial.

Menos cargas administrativas

No todo son reproches. El organismo que preside Cani Fernández valora de forma positiva la reducción de las cargas administrativas en los diseños industriales. Con todo, recomienda "replantear" la figura de los "modelos de utilidad" que reconocen el derecho de explotar en exclusiva una invención.

En un comunicado público asegura que su uso permite la concesión de monopolios a invenciones que no cumplen con los niveles de exigencia propios de las patentes según los redactados que ha analizado.

Recomendaciones

También pide que se extiendan a todos los operadores la posibilidad de realizar solicitudes provisionales de patente; fundamentar mejor las cuantías de las tasas y revisar el alcance subjetivo de las bonificaciones. Todo ello con el objetivo de evitar brindar un beneficio a operadores según sean de titularidad pública o privada.

La fachada del Congreso de los Diputados / EUROPA PRESS
La fachada del Congreso de los Diputados, donde se debatirán las leyes de propiedad industrial / EUROPA PRESS

La CNMC remarca que la regulación de la propiedad industrial no sólo debe tener en cuenta los intereses de los titulares de los derechos, sino también los efectos negativos del exceso de su protección. Por ello, la normativa "debe encontrar el equilibrio" entre estos dos factores y ajustarse a los principios generales de necesidad, proporcionalidad y no discriminación.

También reclama reconsiderar la reserva de actividad de los agentes de la propiedad industrial en la prestación de servicios de traducción.