Nostrum intenta asegurar el éxito de su criptomoneda con los descuentos a clientes

La cadena garantizará el movimiento de los Meal Token que ha ideado al convertirlos en el canje obligado para la compra con descuento

Quirze Solomó, fundador y consejero delegado de la cotizada Nostrum que se abre camino en el mercado de las criptomonedas / CG
13.01.2018 00:00 h.
7 min

La cúpula de Nostrum-Home Meal ha iniciado el ejercicio con un road show masivo para intentar demostrar la fiabilidad de la criptomoneda que emitirá a finales de mes, los Meal Token. El grupo liderado por Quirze Solomó ha ideado un sistema que intenta asegurar las compra-ventas de la nueva divisa al vincularla con la política de descuentos que se ofrecen a los clientes, una de las claves del nivel de facturación de la compañía.

El grupo es muy agresivo en aplicar rebajas sobre sus productos, tal y como reconocen sus propios interlocutores. A partir de la emisión de su moneda virtual, los consumidores que se quieran beneficiar de las deducciones deberán instalarse en sus dispositivos móviles el wallet de la compañía y comprar esta especie de vales para pagar sus menús.

Los precios de los establecimientos estarán referenciados en euros (o la divisa local correspondiente), pero el canje en tokens dependerá del valor que tenga en ese momento la divisa virtual que ha ideado. Este aplicativo dará acceso al mercado en el que se realizan los intercambios, será una especie de negociación paralela con el objetivo de poder comprar menús. 

Operativo de los ‘token’

Tendrá un operativo parecido al de una barra de un bar de fiesta mayor. El consumidor deberá pasar por caja para comprar los token, cosa que podrá hacer en la propia página web de Nostrum o directamente en la tienda. El canje mínimo será de 10 euros y se prometen más descuentos o servicios añadidos si se transforman 100 euros en esta criptomoneda.

Los franquiciados también tendrán un papel clave en el sistema al que ha dado forma la cotizada de Solomó. Deberán comprar los token disponibles en sus establecimientos para los clientes acudiendo al mercado en el que se intercambien, hecho que garantizará el movimiento en la nueva divisa y forzará a que los establecimientos dispongan siempre de algunas monedas en la reserva.

Compras de los franquiciados

Asimismo, para sumarse a la red de franquicias se deberá invertir en estas fichas. Los 29.000 euros de aportación mínima no se harán dinerariamente a Nostrum, se destinarán a la adquisición de Meal Token correspondientes a este valor que no podrán vender.

La cúpula de Nostrum también plantea transformar en monedas virtuales la política de incentivos. Los interlocutores de la compañía prometen que a partir de determinado nivel de ahorro en los wallets se darán premios como campañas publicitarias.

Recortes en el reparto a domicilio

Estructurar su emisión de criptomoneda ha servido a la compañía para intentar recortar gastos añadidos a su modelo de negocio. Básicamente, en el reparto a domicilio que también resulta medioambientalmente poco sostenible. Los clientes que se acerquen a los establecimientos podrán informar de sus rutas y encargarse de realizar los repartos a cambio de tokens para “comer gratis”, tal y como explican desde Nostrum.

Incluso se prepara una vertiente social de este desarrollo. Que cada franquicia cuente con un wallet en el que los clientes puedan realizar aportaciones solidarias para pagar la comida a ancianos o gente necesitada de la zona, otra de las políticas que emprende la compañía.

'Road show' de la criptomoneda

Solomó ya ha presentado su plan en la principal feria tecnológica del mundo, el CES de Las Vegas (EEUU), y en las próximas semanas hará lo propio en San Francisco (EEUU), Londres (Reino Unido) y Alemania. En un momento de gran polémica por las incertidumbres de los mercados de criptomoneda, la emisión de Nostrum será seguida con lupa. Cabe tener en cuenta que es la segunda cotizada de Europa que opta a esta vía de financiación y la primera que lo hace con un producto tangible detrás.

Los responsables del grupo afirman que se ha optado por esta vía porque no obtiene capital sin adquirir a la vez un compromiso de ningún tipo con los inversores. El interés en la operación viene dada por las expectativas de especulación en la reventa de la divisa de nuevo cuño. Para asegurar que su precio sube, son necesarias compraventas, una cuestión que Nostrum espera haber resuelto con su sistema.

Captar como mucho 50 millones

Prevé captar un máximo de 50 millones de euros que computarán como ingresos extraordinarios en la emisión de Meal Tokens entre inversores institucionales, a los que empezará a vender en su criptomoneda a lo largo de enero. En febrero y marzo la plataforma para comprarlos estará abierta a todo el mundo.

La Initial Coin Offering (ICO), el nombre de la moneda virtual, se estructurará en Suiza ya que es una de las únicas plazas en el mundo cuyo regulador ha emitido unas normas de emisión, explican desde el grupo. La tutela técnica se la reparten la empresa turca Turiq y la española Icofunding.

Nostrum emitirá otros 50 millones de euros en tokens. De esta cantidad, 30 millones irán a reservas propias y otros 20 millones se repartirán entre las empresas que han propiciado la emisión. Una estructura que se espera que mejore los estados contables de una compañía que arrastraba unas pérdidas de 1,7 millones de euros a finales del primer semestre de 2017.

¿Quiere hacer un comentario?