Menú Buscar
Tarjeta de crédito y un datáfono / EP

Los clientes con deuda de tarjeta de crédito pagan un 60% más por los intereses

El Tribunal Supremo dictó contra los bancos españoles esta semana por usura

4 min

Ha sido la noticia que ha cambiado el guión para la banca española. Esta semana el Tribunal Supremo calificó este miércoles de “usurario” los altos tipos de interés que se cobran por la utilización de este tipo de tarjetas, que ofrecen modalidad de pago aplazado.

El Banco de España realizó un estudio en el que calcula que las entidades tiene préstamos vinculados a las tarjetas de créditos (incluyendo las revolving) por un valor cercano a los 13.620 millones de euros. El organismo subraya que el interés medio de cada operación es de casi el 20%.

Enormes intereses

El principal problema de estos préstamos con este tipo de modalidad de pago es que las comisiones se alargan eternamente sus reembolsos y generan intereses durante bastantes años. Un estudio realizado por Arbor Fintech señala que la deuda media de los usuarios es de alrededor unos 2.809 euros y que el deudor tarda un total de tres años en pagar por completo la cuantía. 

Además, el dossier estima que los usuarios que han pagado con esas tarjetas pagarán un 60% adicional a la deuda original en concepto de intereses. Arbor también eleva el TAE por encima del estimado por el Banco de España y asevera que tiene un interés del 24%. “El Supremo ha considerado usura los contratos de tarjetas revolving con intereses desproporcionados”, recalca Ángela González , líder de innovación en Arbor.

Cultura financiera

Para los analistas de Arbor, expertos en salud financiera, simplemente aumentando la cuota mensual, los intereses podrían verse reducidos hasta en un 50%, “Pagar cuotas mínimas de tu tarjeta de crédito, es la peor opción. Si ponemos por ejemplo una deuda de 1.500 euros aumentar tu cuota mensual de 50 euros a 80 euros, puede ahorrarte la mitad de los intereses" Señala González.

En esta línea y según datos extraídos de este estudio, el 35% de las personas pagan el saldo mínimo de su tarjeta, aunque la gran mayoría de los que han participado en el mismo estarían dispuestos a pagar 20 euros extra al mes. De esta manera un cliente con la deuda media anterior de 2.809 euros, podría hablar de un ahorro de 13 meses de tiempo y 478 euros en intereses.

Qué hacer

Desde M&BL Abogados señalan que recuperar las cantidades abonadas de más "es posible, y más aún desde la Sentencia n.º 628/2015, de 25 de noviembre, del Tribunal Supremo”.

Dicho fallo declara el carácter usurario de este tipo de créditos, declarando su nulidad de acuerdo con la Ley de la Represión de la Usura de 1908, también conocida como Ley Azcárate, “obligando a la entidad a la devolución de todos los intereses pagados por el mismo”.

El mismo bufete recalca que para poder recuperar el dinero, lo primero que hay que hacer es “interponer una reclamación previa a la entidad comercializadora, para que, admitiendo la nulidad de dicho crédito, proceda a la devolución de lo pagado por él, estando obligados a devolver a la entidad únicamente la cantidad recibida”.

Esta reclamación, señalan dichos expertos, debe ser notificada al Servicio de Atención al Cliente del banco con el que tengamos el contrato mediante burofax o correo certificado con acuse de recibo.