Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin Properties / EUROPA PRESS

Clemente gana el pulso a Santander en Merlin y se consolida como primer ejecutivo

El consejo de la socimi cierra un primer capítulo de la crisis abierta a finales de año y ratifica a su consejero delegado, al que la junta renovará este año

4 min

Asalto para Ismael Clemente. El consejero delegado de Merlin Properties ha pasado en apenas un mes de estar con un pie fuera de la compañía que él mismo fundó junto a algunos socios a ser ratificado por el consejo de administración como consejero delegado, con lo que se pone en principio fin a una crisis en la que el ejecutivo extremeño conseguido ganarse de nuevo el favor de Santander, primer accionista de la empresa.

A última hora de este miércoles, la compañía comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que el consejo de administración tomó la decisión de “ratificar su apoyo y confianza en el consejero delegado”, apenas un mes después de convocar una reunión extraordinaria para tratar su cese.

Periodo de reflexión

Aquel tenso encuentro de finales de diciembre, concluido también a altas horas, terminó con la decisión salomónica por parte del órgano de gobierno de la socimi de otorgarse un periodo de reflexión y debate para analizar la manera de mejorar la gobernanza de la compañía.

La medida llegó después de que la dirección en pleno de Merlin se levantara contra la intención de Santander, representado por el presidente no ejecutivo de Merlin, Javier García-Carranza, de relevar a Clemente de su puesto. Una postura de apoyo tras la que también se encontraba la mayoría de la plantilla. Todo ello, tras un corolario de roces por las formas en la gestión de la socimi, no en los resultados. Las asperezas que se han intentado limar en las últimas semanas. Finalmente, de forma positiva. 

Renovación

Así las cosas, el periodo de reflexión no ha tenido que extenderse durante demasiado tiempo. Tan despejado el panorama que, además de ratificar a Clemente como primer ejecutivo, el consejo también decidió proponer a la junta su renovación como consejero (dado que su nombramiento vence este año) así como la de todos los vocales que se encuentran en su misma situación, incluido Miguel Ollero, considerado como su mano derecha.

El órgano ejecutivo justificó la medida por considerar adecuada su composición y diversidad “conforme a las necesidades y retos que precisará atender Merlin en los próximos años”. Esta decisión confirma la satisfacción de todos los accionistas, incluído el grupo financiero, en los resultados de una firma con una posición muy relevante en el inmobiliario del país. 

Nuevo comité

Para evitar llegar de nuevo a una situación que mina la confianza entre la dirección y el accionariado, se ha introducido una medida para la mejora de la gobernanza. Se ha creado un nuevo comité, denominado de planificación y coordinación, que se encargará de la adecuada preparación de las diferentes reuniones del consejo de administración.

Un organismo que no supondrá obstáculo alguno en la labor de Clemente al frente de la estrategia de Merlin ya que no tiene carácter ejecutivo y, además, porque entre sus integrantes figura García-Carranza pero también el propio consejero delegado, junto a Ollero y al veterano consejero Emilio Novela, curtido en mil batallas y perfecto conocedor del sector inmobiliario.