Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Entrada de la sede de Cirsa en Terrassa, sede histórica de la multinacional del juego / CIRSA

Cirsa presenta un beneficio operativo de 126 millones en el año del Covid

La multinacional del juego obtiene 842 millones de ingresos de explotación en un ejercicio en que la paralización de la actividad es la tónica general

5 min

Cirsa obtuvo un beneficio operativo de 126 millones de euros al cierre de 2020, un ejercicio marcado por la crisis epidemiológica del coronavirus. El confinamiento y el cierre del grueso de la actividad para limitar la expansión del virus ha propiciado que los ingresos de explotación se quedasen en los 842 millones.

Estas cifras implican una minusvalía lógica respecto al ejercicio precedente, pero confirman la fortaleza del grupo incluso en un año en que, por razones sanitarias, se han perdido el 45% de las horas productivas si se compara con uno convencional. Cirsa es una de las principales multinacionales del juego y el ocio y la primer compañía del sector en España. De hecho, con la ligera apertura que se dio entre octubre y diciembre consiguió facturar 211 millones de euros.

Planes de contingencia

Cabe tener en cuenta que en el inicio del ejercicio la expansión de la capacidad operativa del negocio era del 28% respecto a los datos de 2019. El estallido de la pandemia implicó el diseño y puesta en marcha del plan Juega Seguro, un protocolo que permite recuperar los clientes y los ingresos después de cada reapertura. Está acreditado por la auditora independiente Full Audit.

Igual que muchas otras, la multinacional ha acompañado esta necesaria revisión de sus operativas con otra de los gastos diarios. Al final, se ha consolidado un 60% de ahorro y se logra presentar un cierre de ejercicio con un resultado operativo positivo. Todo ello, en un año sin tensiones de liquidez que demuestran también que la estructura financiera de Cirsa es sólida.

Recuperación de la ‘normalidad’

La multinacional prevé que a lo largo del ejercicio en curso se recupere la normalidad. Esta estimación coincide con la de los expertos sanitarios, aunque llevan hasta finales de año el escenario en que se volverá a vivir como antes de la crisis del coronavirus.

Mientras, el grupo capeará como hasta ahora las diferentes restricciones operativas que se aplican en cada uno de los países en los que opera (incluso en los distintos territorios, como ocurre en el caso español). En cuanto a las líneas de negocio, son las apuestas deportivas de Sportium las que mejor han resistido el año del Covid. A pesar de la actividad intermitente del retail, como se han mantenido los principales eventos del calendario se ha salvado por el canal digital. Registra “importantes tasas de crecimiento”, tal y como admite la multinacional, que se maximizan con la “gestión eficiente de los recursos”.

Actividades

Los casinos estuvieron cerrados en todos los mercados desde marzo y su reapertura ha sido desigual y la han seguido nuevas clausuras. Hecho que ha propiciado definir planes comerciales individuales en cada uno de los territorios que se mantendrán. Algo parecido a lo ocurrido en la división de los bingos, que ha aprovechado los cierres para hacer “mejoras en varias salas”; y en la de salones. En esta última destaca la afectación en Cataluña, donde la actividad del juego privado está cerrada desde mediados de octubre.

En cuanto a los slots, las llamadas máquinas tragaperras, han conseguido una “aceptable recuperación de los ingresos” con el lanzamiento de dos nuevas máquinas creadas por la filial Unidesa. Son las que ofrecen “mejor rendimiento del mercado” y eso, al final, tiene impacto en los resultados. Se ha mantenido el trabajo de la sociedad industrial del grupo y se ha lanzado otro nuevo producto, además de proseguir con el “crecimiento paulatino de sus sistema de gestión de este tipo de salas”.

Italia y México

Por mercados, en Italia también se han vivido episodios de confinamiento total como en España y restricciones horarias y de aforo en los periodos de apertura. En este caso, los “planes de contingencia” y los de “seguridad sanitaria” se han focalizado en “mantener el liderazgo de recaudación por máquina”.

En cuanto a México, los resultados del primer trimestre fueron mejores que en 2020. Allí el cierre de la actividad por la alarma sanitaria fue gradual, igual que las restricciones. Hecho que ha permitido una mejor planificación e iniciar la apertura progresiva a partir del inicio del tercer trimestre. Las autoridades locales han reconocido el trabajo de la multinacional.