Menú Buscar
El rey Felipe VI entrega el reconocimiento empresarial al presidente de honor de Puig, Mariano Puig en el Círculo de Economía / CdE

El Círculo de Economía ovaciona al Rey

Felipe VI entrega el premio Reino de España a la Trayectoria empresarial al expresidente del grupo Puig, Mariano Puig, en Barcelona

26.02.2019 10:54 h. Actualizado: 15.05.2019 16:56 h.
3 min

El Círculo de Economía ha ovacionado este lunes al Rey en el marco de la entrega del premio Reino de España a la trayectoria empresarial, un reconocimiento al trabajo del expresidente de Puig, Mariano Puig. El monarca participó en este acto con una concurrida presencia de ejecutivos de la ciudad y sin ningún representante de la Generalitat de Cataluña que se encuadró en su visita a la ciudad a raíz del Mobile World Congress (MWC). Tuvo lugar después de los dos desplantes del presidente catalán, Quim Torra, a Felipe VI en los dos actos más protocolarios de la feria tecnológica.

La entrega del cuarto premio a la trayectoria empresarial tuvo lugar en el IESE Business School y también participó la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, el presidente del Círculo de Economía, Juan José Brugera, el del madrileño Círculo de Empresarios, John de Zulueta y el del Círculo de Empresarios Vascos, Javier Ormazábal.

El monarca reconoce a Puig y Barcelona

Felipe VI reconoció el “papel central e insustituible de la figura del empresario en la generación de la riqueza y el bienestar para el conjunto de la sociedad”. En un discurso centrado en lo económico, aplaudió el “profundo arraigo” de Puig a Barcelona, una “capital” que “no solo no le frenó, sino que le sirvió de motor para la apertura y la internacionalización de su empresa y sus iniciativas cívicas”.

El monarca manifestó que el “nombre de Barcelona se ha asociado a menudo en todo el mundo a los productos Puig” y señaló la “vocación industrial, determinada por su entorno familiar, cultural y social” de la compañía.

Convivencia

La intervención con un toque político corrió a cargo del presidente del lobby empresarial catalán. Brugera declaró que le gustaría “dejar un país que ilusione a las futuras generaciones porque en él sienten que pueden encontrar su lugar”.

El también máximo ejecutivo de Colonial aseguró que “necesitamos recuperar la convivencia que en estos momentos nos parece imposible”, una alusión directa a la crisis política en la que está sumida el país. “Si lo hicimos hace 40 años, en estos momentos hemos de superar las dificultades y hemos de volver a hacerlo”.