Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès; la de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen (2i); el del Gobierno, Pedro Sánchez (2d); y el del Círculo de Economía, Javier Faus (d) / CdE

El Círculo de Economía recupera para Barcelona el gran debate económico del país

La última reunión del lobi de Javier Faus aborda todo el espectro de los retos de España, incluso el social, y se cierra con una victoria de Feijóo contra Sánchez en convencer al auditorio

Cristina Farrés / María Jesús Cañizares
10 min

El dinamismo que Madrid logra frente a una Barcelona cada vez más ensimismada ha quedado ensombrecido en los tres últimos días. Los que ha necesitado el Círculo de Economía para abordar el gran debate económico del país desde la capital catalana. Con toda la amplitud de miras de esta afirmación.

La última reunión de la presidencia de Javier Faus se ha saldado con una coincidencia de los presentes de que España estaba de nuevo muy atenta a lo que se ha dicho en los salones del Hotel W. Se han abordado debates de todo tipo. Desde la necesidad de digitalizar (bien), a mantener un debate serio sobre la transición energética, el reto de emprender con proyectos sostenibles en el tiempo e incluso ha incidido un apartado a veces olvidado en foros de este perfil, lo clave que resulta en el momento actual el impacto social que han dejado las cuatro últimas crisis mundiales que se han vivido de forma seguida.

Von der Leyen, la gran aplaudida

Se ha abordado con primeras espadas del panorama empresarial y financiero patrio, pero también con la presencia de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen. La política alemana era la primera vez que venía a Barcelona y ha sido el president Pere Aragonès el encargado de señalarle los sitios clave de la ciudad desde la terraza del Hotel W. “Que esté aquí implica que se ha pasado página de forma definitiva al procés”, aseguraban voces socialistas presentes en el tramo final de la reunión. De hecho, el debate independentista ha pasado a segundo plano.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reciben a la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, en las Jornadas del Círculo de Economía de 2022 / CG (Luis Miguel Añón)
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reciben a la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, en las Jornadas del Círculo de Economía de 2022 / CG (Luis Miguel Añón)

El empresariado del Círculo ha recordado su discurso y ha aplaudido, en la sala y fuera de ella, la reivindicación del europeísmo como la gran vacuna contra los radicalismos. Muy en línea con la última nota de opinión de la institución.

Guerra de Ucrania y nuevo ajuste fiscal

Faus ha apostado por segundo año consecutivo por un hotel que, más allá de facilitar el despliegue de dispositivos de seguridad, es el único que ofrece el skyline de la capital catalana a la inversa de como se suele representar. Esta cuestión no ha pasado desapercibida para los asistentes e incluso se ha usado como paradigma del debate que ha tenido lugar intramuros. El de hacia adónde avanza una sociedad con cada vez mayores incertidumbres.

La más importante, cuándo terminará la guerra de Ucrania y el impacto real que tendrá sobre la economía ya que, por el momento, no se han parado las cadenas de suministros internacionales. Se da por descontado que el Banco Central Europeo (BCE) aumentará los tipos, pero en los escenarios más pesimistas se llega a un máximo de un punto y medio. “Si vamos más allá, la cosa será más compleja”, se ha comentado en los pasillos. También en algunos corrillos se da por sentado que Bruselas exigirá al Gobierno español un nuevo ajuste fiscal para finales de año, la otra cara de la moneda de los Next Generation y la excepcionalidad ibérica energética.

Feijóo pasa la mano por la cara a Sánchez

El impacto político que pueda generar también es parte de los análisis, ya que la élite económica catalana (igual que cualquier otra) es alérgica a la inestabilidad. Y el primer discurso que el nuevo líder del PP, Alberto Núñez-Feijóo, ha lanzado al empresariado catalán ha sido una panacea frente a las turbulencias. El gallego se ha ganado seguidores, especialmente por el contraste entre su intervención y la del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

"Aplomo" fue la palabra utilizada por varios de los asistentes para referirse al discurso del gallego, acorde con la estabilidad y la unidad que reclamó Faus en la sesión inaugural. La misma sesión en la que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, arremetió, sin que nadie se lo pidiera, contra una gran coalición PP-PSOE. Las reformas estructurales que reclaman los empresarios requieren de grandes mayorías, de ahí el temor de la dirigente de los comunes. Pero mientras el presidente de los populares hizo un diagnóstico negativo en este sentido, Sánchez apuntaba al buen momento por el que atraviesa la economía española y la gran oportunidad que suponen, en este sentido, los fondos Next Generation. Si los empresarios esperaban que Sánchez soltara lastre del independentismo, defraudó. En cambio, Feijóo fue más duro con las servidumbres del socialista con ERC y Podemos.

La moderación de Giró

El consejero de Economía, Jaume Giró, en cuya intervención redujo las soflamas independentistas lanzadas en la edición anterior, reclamó la gestión de las ayudas europeas y, sobre todo, menos centralismo. La gran pregunta, no respondida por Giró, fue si su futuro pasa por ser candidato a la presidencia de la Generalitat. Su moderación abona esa posibilidad. El futuro dirá si se convierte en el rival soberanista a combatir de Aragonès, cuya foto con Sánchez fue la más buscada. Ambos dirigentes hablaron pocos minutos, los suficientes para demostrar que su relación no atraviesa por su mejor momento, pero que hay voluntad de reconducir la crisis generada por el caso Pegasus. Se emplazaron a una reunión que Sánchez no concretó.

Un año más, las jornadas del Círculo transcurrían pegadas a la actualidad. Y mantener los recién reconstruidos puentes entre Gobierno y Generalitat fue una de las demandas principales de los socios del lobi catalán.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Pere Aragonès, hablan del escándalo 'Pegasus' a las puertas del Hotel W / CdE
Pedro Sanchez y Pere Aragonès hablan en la Reunión del Círculo de Economía

Seguridad de la Moncloa vs Casa Real

Otra de las cosas que se recordarán de la reunión del Círculo que se ha clausurado este mediodía es el nerviosismo del personal de seguridad de la Moncloa. Los paseos de Sánchez envuelto en una nube de periodistas y guardaespaldas que arrollaban a todos los que estaban alrededor ha sido la tónica general.

Mucho más sosegado y tranquilo ha sido el dispositivo de Casa Real. De hecho, los asistentes a las jornadas económicas también han aplaudido tanto la presencia del Rey como que el monarca hiciese acto de presencia en la comida informal organizada en la segunda jornada y departiera con los presentes sin demostrar demasiadas prisas. “Son pequeños detalles que gustan”, aseguraba una de las socias.

De cabeza hacia las elecciones

Con las jornadas clausuradas, Faus se inmiscuirá de forma inmediata en la agenda de Meridia Capital. Iniciará la próxima jornada con un viaje de trabajo del fondo que creó y al que ha dedicado los últimos años y regresará el próximo jueves 12 de mayo a Barcelona para presidir la última reunión de su junta, que se disolverá al final del encuentro.

Será en ese momento cuando se dé el disparo de salida formal de las primeras elecciones del Círculo de Economía. Los que enfrentarán a Rosa Cañadas y Jaume Guardiola en unos comicios igualados de los que aún quedan pendientes de definir muchos detalles. La campaña será corta, ya que se celebrarán sobre el 12 de julio.