Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Javier Faus, presidente del Círculo de Economía / EP

El Círculo de Economía pide que ERC y PSC establezcan acuerdos para salir de la crisis

El lobi empresarial condena “de manera tajante toda forma de violencia” y señala que es el momento de que “establecer puentes” entre los bloques en Cataluña

6 min

El mundo económico ha dado un paso adelante con determinación para encontrar una salida en Cataluña frente a la violencia que se ha desatado en las calles de Barcelona y de otras ciudades y ante la parálisis política. El Círculo de Economía, que formará parte este jueves de un acto junto a otras organizaciones empresariales para defender al tejido económico y reclamar una reacción de las instituciones políticas, se posiciona ahora con una nota de opinión muy dura. Carga contra los partidos políticos que han guardado “silencio” tras las últimas manifestaciones violentas y pide que las formaciones que defienden posiciones más tembladas establezcan acuerdos, en una clara referencia a ERC y al PSC.

El Círculo de Economía, que preside el abogado y empresario Javier Faus, “condena de manera tajante toda forma de violencia” y hace “extensiva esta condena a los partidos políticos que, por acción o por omisión, han legitimado el vandalismo”. El lobi empresarial, que no ha dejado en los últimos meses de protagonizar una gran actividad con la intención de impulsar reformas para la reconstrucción económica, va más allá al reprochar la falta de reacción de los responsables del actual Ejecutivo catalán, que se encuentra en funciones. “Hemos constatado con estupefacción como responsables de primer nivel o algunos miembros del Gobierno de la Generalitat, ya sea con el silencio o en algunos casos incluso con complicidad, no han antepuesto como principio fundamental el mantenimiento del orden público, que es un compromiso básico de las instituciones con los ciudadanos, y como sociedad civil no podemos dejar de denunciarlo”.

Contra los bloques "confrontados"

La Junta Directiva que preside Faus no rechaza la difícil situación de distintos colectivos, entre ellos los jóvenes, ni tampoco orilla el hecho de que la cuestión territorial necesitará una salida. Admite que el independentismo ha logado una nueva mayoría tras las elecciones del 14F. Con todo, pide un esfuerzo a las fuerzas políticas que defienden una salida más moderada.

La alusión a ERC y al PSC es clara, al entender que es una lección que se puede extraer de las elecciones. "De los resultados electorales, queremos subrayar el gran avance de las fuerzas que durante la última legislatura y la campaña electoral defendieron posiciones menos confrontadas y, por tanto, pueden estar en mejores condiciones para establecer puentes entre los bloques e impulsar, así, la reconstrucción de un espacio central, que es donde las propuestas, los acuerdos y la acción política se hacen posibles", reza el escrito publicado.

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en su intervención en el Círculo de Economía, junto a Javier Faus / CG
El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en su intervención en el Círculo de Economía, junto a Javier Faus / CG

El Círculo reclama que se dejen a un lado a los "radicalismos, los de derechas y los de izquierdas", y que se superen "los vetos", en una apuesta por acuerdos transversales que lleven a concentrar todos los esfuerzos en la reconstrucción económica y en poder aprovechar lso fondos europeos. 

La oportunidad de superar "los vetos"

La apuesta por un Govern moderado, que tenga como gran prioridad salir del marasmo, del bloqueo y que impulse reformas para revertir la situación económica es contundente. El Círculo de Economía considera que “hace falta un gobierno pragmático, profesional y con consejeros de prestigio, unas instituciones plenamente operativas, deliberación parlamentaria consensual y la asunción de un proyecto ambicioso de país que sea compartido”.

La alarma es total después de las últimas manifestaciones en las calles de Barcelona, con actos violentos y sin que, desde el Govern, se intenten frenar con todas las consecuencias, y con los Mossos d’Esquadra, además, en la diana de partidos como la CUP. El lobi empresarial señala que “el momento es grave y las consecuencias económicas de la parálisis son profundas".

Para avanzar hacia la reconstrucción de Cataluña, la acción política tiene que cambiar de cultura. "Debe alejarse de radicalismos, los de derechas y los de izquierdas, y han de superarse los vetos que sólo acentúan la división que ahora existe la posibilidad de dejar atrás. Existe hoy, y tal vez no estará mañana”, señala en una alusión clara a que se aparte a la CUP. El clamor del empresariado es que los antisistema no marquen la agenda política catalana, aunque puedan ser determinante para la constitución de un Govern entre ERC y JxCat.

Destacadas en Business