Menú Buscar
Vicenç Aguilera, director del Circuit Barcelona-Catalunya, junto a una imagen de archivo de la infraestructura / CG

El Circuit de Barcelona-Catalunya implora recursos para salvar la Fórmula 1

Los gestores de la infraestructura requieren unos cuatro millones más de ayudas públicas para mantener una prueba con un impacto económico anual que llega a los 340

27.04.2018 00:00 h.
4 min

El Circuit de Barcelona- Catalunya reclama un plan estratégico que garantice el futuro de una de las pruebas básicas para su continuidad, el Gran Premio de España de Fórmula 1. Está asegurada la organización de la carrera del ejercicio en curso --entre el 11 y el 13 de mayo-- y la de 2019, pero está en el aire si se repetirá en 2020 y 2021.

El director del circuito, Vicenç Aguilera, ha empezado a renegociar el contrato con los nuevos propietarios de la F1, el grupo Liberty Media. Pero las conversaciones no pueden avanzar por el contexto político actual que se vive en Cataluña y el reloj para cerrar el pacto ha empezado a correr.

Pérdidas acumuladas

Fuentes conocedoras de las conversaciones señalan que hay tiempo hasta finales de 2018 para rubricar el acuerdo. Explican, asimismo, que ya se han conseguido avances para mejorar los ingresos que repercuten sobre el Circuit, como la posibilidad de explotar la publicidad de productos locales que ya se podrá ver en el gran premio que empezará en 15 días.

Pero las cantidades que se podrán obtener a través de estas partidas no serán suficientes para cubrir las pérdidas que se arrastran. Los números rojos alcanzaron los 7,5 millones de euros en 2017 y los 10,8 millones en el ejercicio anterior. El importe neto de la cifra de negocios del Circuit en esos años fue de 35,34 millones y de 32,57 millones, respectivamente.

Cuatro millones más de subvenciones

Hasta la fecha, los tres socios de la infraestructura han soportado las pérdidas acumuladas. La Generalitat, a través del Departamento de Empresa y Conocimiento, controla el 72%; otro 18% está en manos del RACC y el 10% restante es del Ayuntamiento de Montmeló (Barcelona), el término municipal en el que está situado el circuito conocido en todo el mundo.

La única solución que se contempla para revertir esta situación contable insostenible es mejorar las aportaciones públicas. Se calcula que con un incremento del orden de cuatro millones de euros se podría alcanzar el punto de equilibrio en las cuentas del Circuit en 2021.

Falta de un gobierno en Cataluña

El problema que se relata desde la entidad es la falta de interlocutores con capacidad de tomar una decisión de este calibre a medio plazo en la Generalitat. La aplicación de un artículo 155 blando con la única finalidad de convocar las elecciones de diciembre y la parálisis en la conformación de un Gobierno en Cataluña también ha congelado la respuesta del socio mayoritario de la infraestructura.

Sin esta mejora, los responsables del Circuit aseguran que será imposible tirar adelante el plan estratégico que se ha diseñado. Se muestran pesimistas con el futuro previsto del escenario del Gran Premio de España de F1, del Gran Premio de Cataluña de MotoGP y del campeonato del mundo de Rallycross.

Un calendario que incluye 19 eventos deportivos con un impacto económico directo de 340 millones de euros anuales. Por todo ello, imploran que la Administración catalana tome finalmente la decisión de mejorar los recursos para salvar la Fórmula 1.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información