Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Recurso de llaves, firma de hipotecas sobre viviendas / EP

Las cinco opciones para comprar una casa con pocos ahorros

La estabilidad laboral, la ayuda de un 'broker' inmobiliario y el alquiler con opción a compra son alternativas cuando se tiene poco dinero en la cuenta bancaria

3 min

Tener pocos ahorros no impide comprar una vivienda. Las entidades bancarias están dispuestas a financiar la compra de una casa a cambio de una tasa de interés algo mayor. Además, la figura del broker inmobiliario también puede ayudar a lograr un piso en propiedad.

Pese al golpe de la pandemia, muchos jóvenes compradores tienen ganas de adquirir su propio hogar y no saben cómo afrontar su estrategia de financiación. Estas son las cinco opciones para conseguir una hipoteca con pocos ahorros.

La clave de la estabilidad laboral

Uno de los criterios estudiados por los bancos a la hora de financiar una vivienda es el perfil laboral del hipotecado. Tener un trabajo estable es clave para conseguir una hipoteca, aun cuando se tenga poco dinero ahorrado.

De acuerdo con la Asociación Española de Banca (AEB), existen entidades que están creando iniciativas para incentivar la compra de inmuebles entre jóvenes bien formados y con una trayectoria profesional consolidada a pesar de que tengan poco dinero en la cuenta corriente.

Contratar un 'broker' inmobiliario

Otra opción es contratar los servicios de un broker inmobiliario. Estas compañías funcionan como intermediarios entre los solicitantes y las entidades bancarias para lograr mejorar las condiciones de la hipoteca.

Estas firmas cobran honorarios que van del 1% al 5% en función del valor del inmueble. Antes de firmar un contrato con alguna de ellas, conviene comparar sus tarifas. Actualmente, Housfy es uno de los brokers que menos comisiones cobran a sus clientes.

Comprar una vivienda del banco

Los bancos también tienen activos inmobiliarios que ofrecen bajo hipotecas del 90% o 95% de su valor. Para poder suscribir un contrato de este tipo se requieren empleos estables e ingresos elevados. También es recomendable poseer una propiedad que pueda dejarse en garantía de pago.

Para alcanzar esta financiación, resulta positivo que el solicitante acredite que ha pagado un alquiler elevado durante más de un año sin apuros. Si el pago del alquiler ha sido mayor que la futura cuota hipotecaria, la entidad se mostrará satisfecha y concederá la solicitud de hipoteca con más facilidad.

Alquiler con opción a compra

Por último, otra forma de conseguir una hipoteca es optar a un alquiler con opción a compra. A la vista de la coyuntura económica, muchos vendedores intentan colocar esta alternativa en sus anuncios con el objetivo de no tener que malvender sus propiedades.

Como en el resto de casos, la situación laboral del interesado es un factor importante. Cuanto más estable sea el puesto de trabajo y más a salvo se encuentre del impacto del coronavirus, más posibilidades tendrá de acceder a una vivienda.

Destacadas en Business