Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Terrenos sobre los que se construirá la planta fotovoltaica (derecha) junto al centro LOGIS Montblanc (izquierda) / CIMALSA

Cimalsa adjudica la construcción de una planta fotovoltaica en Montblanc

La central estará en servicio en un plazo de dos años y será la primera del Estado en ser totalmente sostenible

3 min

Cimalsa, la empresa pública de logística e infraestructuras de la Generalitat, ha adjudicado la construcción de una planta fotovoltaica a Energies Renovables Terra Ferma en el centro LOGIS Montblanc (Tarragona), actualmente en desarrollo.

La compañía instalará placas de una potencia de 8 MWp que generarán unos 20.000 MWh al año. Una vez se tramite la autorización administrativa del Govern, la planta empezará a construirse y estará en servicio en un plazo aproximado de dos años, según han informado este lunes a través de un comunicado.

Apuesta por la sostenibilidad

El proyecto forma parte de la apuesta de Cimalsa por las nuevas fuentes de energía y el interés del sector en el municipio de Montblanc. Así, con esta construcción contribuye a la creación de un centro energéticamente autosostenible y será la primera central del Estado en serlo por completo.

En septiembre, la empresa ya anunció la apertura del plazo de presentación de ofertas para el desarrollo de proyectos de generación de energía fotovoltaica en un terreno de 33 hectáreas de suelo en el LOGIS, por lo que estará vinculado también a su balance energético.

El futuro LOGIS

El terreno del LOGIS que se destinará a la construcción de la central está situado al lado de la salida de Montblanc de la AP-2, entre la línea Ferroviaria Barcelona-Madrid y la autopista. Con ella, el sector logístico tendrá una superficie total de 89 hectáreas con conexión ferroviaria y pondrá en el mercado 356.000 metros cuadrados de suelo logístico, ha anunciado Cimalsa.

En cuanto a su plan estratégico y de acción climática, ha comunicado que impulsarán una agenda ambiental que incluye instalaciones de autoconsumo fotovoltaicas en el CIM El Camp, CIM La Selva y en el aparcamiento de vehículos pesados de Castellar del Vallès (Barcelona). El objetivo es contribuir a la descarbonización de la actividad económica.