Menú Buscar
Heladería Farggi, del grupo Farga, en el paseo de Gracia de Barcelona / WP

El fondo británico Cheyne sustituye a la banca como acreedor del grupo Farga

La compañía, que cuenta con un pasivo de 70 millones, acuerda que la inversora Black Toro Capital entre en el accionariado con el 45% de las participaciones

2 min

El grupo heladero Farga ha llegado a un acuerdo para reestructurar su deuda y dejará de contar con la banca como acreedora. Así, será el fondo británico Cheyne Capital el único fiador de la compañía familiar, mientras que la inversora Black Toro Capital (BTC) entra en el accionariado con el 45% de las participaciones.

Cheyne Capital ya hizo un préstamo de 40 millones de euros el pasado febrero a Lacrem, fabricante de los helados Farggi y La Menorquina. Asimismo, el fondo acreedor británico ha puesto otros 30 millones para financiar las necesidades de capital de la compañía, según adelanta Expansión. Se trata de un crédito bullet a cuatro años, que permite a la empresa trazar su plan de negocio antes de acometer la devolución. De hecho, según otra información de La Vanguardia, Cheyne se ha hecho con el resto de préstamos que Farga había contraído con Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell y el ICF tras conseguir un descuento de en torno al 45%.

Liquidación de deuda

La operación permitirá coger impulso al grupo Farga tras la compra de La Menorquina que realizó en 20017. La compañía llegó a contar con una deuda de 80 millones de euros de la que ya han sido liquidados 10 en el último año y medio.

La compra se realizó gracias a una inversión de 40 millones amortizados por Black Toro Capital, de los que 10 millones fueron como capital y el resto como deuda convertible en acciones. No obstante, al adelantarse el plazo de conversión –tres años– la participación del fondo de inversión se ha elevado del 10% al 45%. El resto del accionariado está en poder de la familia Farga.