Menú Buscar
Imagen de una de las tradicionales colas en las taquillas de Renfe de Sants-Estació / CG

Chapuza de Renfe con la venta en las taquillas

El operador ferroviario vende desde hoy sus propios billetes 12 años después de separarse de Adif pero no amplía personal

01.06.2017 00:00 h.
5 min

Chapuza de Renfe con la venta en las taquillas. El operador ferroviario empieza hoy, 1 de junio, a expender sus propios billetes. Lo hace 12 años después de separarse de Adif, el gestor de infraestructuras ferroviarias, y con decenas de mostradores vacíos. La firma de Juan Alfaro se defiende y asegura que tiene el personal suficiente.

El traspaso de competencias es más que un puro movimiento entre empresas. Renfe Operadora, la encargada de explotar el transporte, se encargará de vender los tiques en las mayores estaciones del país. La medida quedó pendiente de la entrada en vigor de la Ley del Sector Ferroviario del 1 de enero de 2005. En Cataluña, ello significa asumir esta competencia en Girona, Tarragona, Lleida o las estaciones de Sants-Estació y estación de França de Barcelona.

Aunque parezca extraño, en los mayores centros de conexiones ferroviarios de la región la comercialización de pases aún la llevaba a cabo Adif. "Para el viajero [el traspaso] será totalmente transparente. Internamente se están desarrollando los procesos y protocolos para asumir este cometido", ha indicado un portavoz de la firma.

Preguntada sobre si tiene suficiente personal para este cometido, Renfe Operadora es clara: "Sí", ha respondido.

"Estaciones vacías"

Una opinión distinta tienen los sindicatos. UGT recuerda el "déficit crónico" de agentes de venta en las estaciones y apeaderos: "Ello incrementa el fraude y crea episodios peligrosos".

La agrupación se refiere a casos como el de Molins de Rei (Barcelona) del 10 de mayo, cuando el último trabajador acabó su turno y cerró la estación. Los pasajeros de un tren que llegó tarde tuvieron que salir del apeadero escalando las vallas. Había niños y mujeres embarazadas.

"Renfe sabe que las estaciones vacías son una oportunidad para el fraude y que constituyen un mal servicio para el viajero, además de un peligro. Ello no ha sido óbice para que no contratara más personal para el 1 de junio", ha concluido UGT.

CCOO: "Externalización"

Por su parte, CCOO ha recordado que el traspaso significará que 844 trabajadores de Adif pasen a depender de Renfe Operadora. "Muchos de ellos son de empresas subcontratadas. La mayor es Interserve Facilities. Acciona y otras empresas multiservicios también han mordido este pastel. Es evidente que la prioridad de estas taquillas externas no es la calidad", ha señalado el sindicato.

Según la misma fuente, la falta de personal en estaciones y apeaderos —Cercanías tiene unas 100 en Cataluña— es algo que llevan denunciando "hace tiempo". 

"En Cataluña, el debate público a menudo está copado por la antigüedad de las infraestructuras y el material rodante. Nadie piensa en el personal", lamenta el mismo representante.

"El pasajero nota colas"

Uno de los olvidados es Joan. Este empleado de Renfe, que prefiere ocultar su verdadero nombre, trabaja en la estación de França bajo el paraguas de Acciona. "A mí me encantaría trabajar con otros dos compañeros en julio y agosto, cuando se forman las colas. Pero es evidente que ello no es una prioridad para la empresa", asevera.

Según él, es la estación de Sants donde las demoras de los pasajeros sí son mucho más graves. "Allí trabajas como un robot. Vas tan rápido que no hay tiempo para nada. Acabas tu turno y tienes una cola de pasajeros delante. Y no puedes hacer nada. Tu punto de venta se cierra", explica.

Según Joan, él sólo nota la presión en verano. "Cuando se amontona gente aquí que quiere coger el Euromed", admite.

Este empleado es uno de los externos que Adif ha subcontratado a lo largo de los años, entre ajuste y ajuste de presupuesto. Ahora cambiará su empresa matriz, pero su situación difícilmente variará.