Menú Buscar
Una estación de servicio de Cepsa / EP

Cepsa opera todas sus gasolineras con autoservicio para evitar contagios

Las tiendas de las estaciones de servicio solo atienden a través de una ventanilla y la compañía asegura el suministro de combustible

3 min

La petrolera Cepsa atiende a sus clientes de las estaciones de servicio gestionadas por la compañía en España y Portugal a través de modo autoservicio, con el objetivo de evitar la propagación del virus Covid-19 entre sus clientes, profesionales y proveedores, informó la compañía.

Asimismo, como medidas preventivas, en el caso de los productos de tienda, estos serán vendidos a través de ventanilla, y se ha procedido al cierre de los baños exteriores de las estaciones. Estas medidas permanecerán en vigor, al menos, durante las próximas dos semanas.

Asegurado el suministro

En todo caso, Cepsa remarca que sus estaciones de servicio continuarán abiertas para asegurar el suministro de combustibles, botellas de butano y propano, y productos de primera necesidad.

"Nuestra prioridad, en todo momento, son nuestros empleados y clientes, a quienes la compañía seguirá ofreciendo las soluciones energéticas que precisen. Por ese motivo, hemos puesto en marcha esta batería de medidas y desde la dirección de Cepsa mantenemos una monitorización permanente del avance de la situación para asegurar una respuesta adecuada para proteger la salud de las personas, garantizar el suministro energético y colaborar en frenar la propagación del virus", ha señalado Juan Antonio Vera, director de operaciones de Cepsa.

Flexibilidad horaria

Cepsa está operando sus plantas y activos industriales y atendiendo la demanda de sus clientes, y dispone de planes de contingencia para asegurar la continuidad del suministro.

De igual modo, la compañía ha puesto en marcha medidas de conciliación (trabajo en remoto y flexibilidad horaria, entre otras) para sus empleados de oficina en España y Portugal durante las próximas dos semanas.

Limpieza extrema

Asimismo, ha extremado las medidas de limpieza en todos sus centros, especialmente en los puntos de venta, y suprimido viajes, actividades formativas o convenciones, y visitas a sus centros industriales. Únicamente acuden a estas instalaciones las personas necesarias para asegurar la seguridad de las personas y el menor impacto en el medio ambiente.

La petrolera controlada por el fondo Mubadala asegura que desde el inicio de la propagación del virus está en coordinación permanente con las autoridades sanitarias de los distintos países en los que opera, siguiendo sus indicaciones para contribuir a frenar la propagación del virus y garantizar el suministro energético.