Menú Buscar
Juan Rosell, presidente de CEOE, en una imagen de archivo / EFE

CEOE acepta subir los salarios entre el 1% y el 2%

La patronal entrega a los sindicatos la nueva oferta al alza para desbloquear el pacto de la negociación colectiva

6 min

CEOE ha dado un paso adelante para desbloquear el pacto de la negociación colectiva de 2017, el documento que toman como referencia el resto de convenios laborales del país. La junta directiva de la patronal ofrece a los sindicatos subir los salarios “entre el 1% y el 2%” y contemplar “medio punto adicional variable” vinculado a la productividad y rentabilidad de la empresa, en palabras de su presidente, Juan Rosell.

El líder empresarial ha explicado la nueva propuesta en rueda de prensa junto al presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, llamado a ser su sustituto y otro de los representantes clave en la negociación con los sindicatos. Ahora, UGT y CCOO deberán decidir si la nueva oferta encaja con sus reclamaciones. Se reunirán a lo largo de este miércoles para analizar el documento.

Propuesta inicial

Las organizaciones capitaneadas por Pepe Álvarez y Juan Ignacio Fernández Toxo se habían negado en rotundo a aceptar un acuerdo laboral que contemplara la posibilidad de congelar los salarios un año más.

Se bloqueó el debate entre los representantes de los trabajadores y los empleados por el redactado inicial de la propuesta. La patronal apostaba por una revisión al alza a partir del 0% y hasta el 1,5%, con medio punto adicional variable si las condiciones de la compañía eran favorables.

Los sindicatos, con la revalorización del IPC y del PIB en la mano, plantearon reflejar un incremento “desde” el 1,8% o el 3%. Una consideración que los sectores representados en la patronal declinaron al asegurar que la recuperación macroeconómica no ha llegado a todas las pymes y que revalorizaciones de salarios en este sentido comprometían la viabilidad.

Fórmula de desbloqueo

La negociación encalló y los primeros espadas de todas las partes se sentaron los últimos días para intentar buscar la fórmula del desbloqueo.

Rosell ha afirmado tras la reunión de la junta que el nuevo planteamiento supone “moverse bastante” respecto a la oferta inicial. Reconoce que las empresas “están mejor ahora que hace dos años” y que la situación económica va “muchísimo mejor”. Ha recibido el apoyo de la dirección para reclamar a los empresarios un esfuerzo para incrementar las retribuciones como mínimo el 1%.

Pacto de recomendaciones

Asegura que es la mejor forma de dar “estabilidad y tranquilidad” y distribuir la bonanza de las cifras macroeconómicas en el caso que sea posible. Cabe tener en cuenta que el pacto de negociación colectiva es un documento de recomendaciones, no es de obligado cumplimiento a pesar de que casi todas las empresas con convenio lo usan de referencia.

El presidente de CEOE ha señalado que se debe analizar “caso por caso, sector por sector y empresa por empresa” para poder aplicar los beneficios del acuerdo.

Pymes, en pérdidas

Ha reiterado que tres cuartas partes de los empresarios del país aún reportan pérdidas. La mayoría, líderes de pymes. Las grandes corporaciones están en una posición más saneada y pueden asumir sin problemas desde el punto de vista contable la revalorización del coste laboral.

CEOE propone tener en cuenta parámetros como los resultados, las ventas, los beneficios brutos (ebitda), la reducción del absentismo y los objetivos para determinar si se suben salarios o no. Siempre vinculado con la actividad real de cada empresa.

Negociación global

También recuerdan que el apartado salarial es el más complejo de la negociación colectiva, pero también se deben cerrar otras cuestiones.

Como la fórmula de controlar el absentismo laboral --¿podrán las mutuas privadas dar altas y bajas médicas? ¿sólo se debe limitar a las contingencias comunes relacionadas con la traumatología?--; la reforma de la formación profesional; la ultraactividad de los convenios colectivos y la pertinencia de crear un Consejo Nacional de Negociación Colectiva (CONECO) para fiscalizar la aplicación del pacto.

Rosell asegura que tiene el “boli preparado” para firmar el acuerdo, si los sindicatos aceptan la propuesta económica de las retribuciones y se cierran el resto de capítulos. “CEOE y Cepyme se han movido. Vamos a ver si los que no se han movido hasta ahora hacen lo propio”, ha añadido Garamendi.

Nervios empresariales

Es importante que el acuerdo se firme lo antes posible. La negociación colectiva está parada en España a la espera de tener un acuerdo marco al que se puedan referenciar y crecen los nervios entre los empresarios por la falta de definición sobre la política salarial que se debe aplicar en la compañía.

Hay inquietud por saber qué cantidad concreta se deberá incrementar, si la revalorización será retroactiva y si las provisiones que los más previsores han hecho hasta el momento son suficientes para cubrir la partida. UGT y CCOO deberán dar una respuesta en, como mucho, días.