Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un ejemplo de solución tecnológica en la digitalización de la industria agroalimentaria / EUROPA PRESS

La CEOE cree que las empresas españolas deberían aprovechar más las nuevas tecnologías

El rendimiento digital de las compañías nacionales a nivel europeo es un referente, aunque todavía no se habría logrado la integración total

3 min

Las empresas españolas están a la cabeza en rendimiento digital, pero todavía no han integrado las nuevas tecnologías en sus procesos de digitalización internos. Así lo creen las principales patronales del sector, la CEOE y DigitalES, que se reafirman en el Índice de Economía y Sociedad Digital elaborado por la Comisión Europea (CE).

El estudio de la CE coloca a España en el puesto 16 de los 27 de toda la Unión Europea (UE). Esto supone que el nivel de digitalización de las compañías todavía se encuentra, en muchos casos, en estado prematuro. El dirigente de la CEOE, César Maurín, asegura que “el principal problema es que las empresas españolas aún no están aprovechando de manera eficiente las nuevas tecnologías”.

Aumento de productividad

Maurín cree que deben potenciarse tecnologías tales como “la inteligencia artificial, los macrodatos o la nube, que podrían contribuir a un mayor desarrollo de la productividad en nuestro país”. El dirigente de la CEOE explica, en una entrevista en Servimedia, que el lugar intermedio de España en el podio europeo se debe, en parte, a que el “tejido empresarial español está formado mayoritariamente por pymes”.

Las pequeñas y medianas empresas han incorporado parte de la tecnología en sus procesos diarios, aunque, “a nivel de la media europea, están lejos de los países que lideran ese indicador y por debajo de lo que debería exigir a una economía como la española”, remarca Maurín.

Diferencias entre grandes y pequeñas organizaciones

“Es justo decir que la brecha en digitalización no aparece tanto entre países, o sectores de actividad, sino entre grandes y pequeñas organizaciones”, asevera el director general de DigitalEs, Víctor Calvo-Sotelo. El ejecutivo cree que España tiene “un tejido productivo con mayor proporción de pequeñas y medianas empresas que muchos otros países europeos”, y esto explicaría parte de la posición en el ránking europeo.

Para revertir este caso, de referente tecnológico, pero en un punto intermedio de digitalización, el Gobierno abordará este problema con el Plan España Digital 2025. La CEOE señala que se “apoyará en los fondos europeos y a través del programa Kit digital, que contará con un presupuesto de 3.000 millones de euros para incrementar el grado de digitalización de las pymes”.