Menú Buscar
Magdalena Valerio, ministra de Trabajo, habla con el futuro presidente de CEOE, Antonio Garamendi (d), junto al actual líder del empresariado del país, Juan Rosell (i) / MT

El empresariado pide ampliar el paro a las rescisiones de trabajo voluntarias

Insiste en copiar el modelo francés para acabar con el fraude que existe en finalizar un contrato

28.10.2018 13:42 h.
4 min

El empresariado del país ha puesto sobre la mesa del Gobierno la petición de abrir el debate sobre las prestaciones de desempleo. El presidente de CEOE, Juan Rosell, defiende que tome como ejemplo el modelo francés y se permita ampliar el derecho a la prestación a los empleados que quieren abandonar un puesto de trabajo de forma voluntaria, tal y como indica en La Vanguardia.

La justificación de la patronal es que de este modo se acabaría con un fraude que sucede de forma habitual en el país. Los pactos entre empleados y ejecutivos para realizar un despido improcedente, el que da derecho a la prestación, a cambio de firmar un contrato privado en el que se renuncia a la compensación por despido.

Rechazo del Ministerio

¿Es una realidad habitual en el país? Fuentes sindicales aseguran que sucede en casi todas las compañías. Especialmente donde la gestión laboral no es un problema y se puede negociar la salida de trabajadores que toman la decisión por múltiples motivos, desde la falta de encaje en un proyecto a otros más mundanos como la mudanza a otra ciudad, por ejemplo. Indican que es más habitual en pymes que en grandes corporaciones con una política laboral más homogenizada.

Los defensores de la medida justifican que, en la práctica, se trata de una bolsa de trabajadores que ya perciben la prestación. Con todo, el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social rechaza de frente abrir el debate. Considera que la negociación abierta para abordar una nueva figura del despido no debe pasar por una revisión del derecho a la prestación.

Prestación

Los últimos datos de paro, que se publicaron a principios de octubre, arrojaban que un total de 1,83 millones de parados perciben la prestación de desempleo. Se trata del dato de agosto, ya que la radiografía de las prestaciones se publica con un mes de retraso.

Esta cifra implica que la tasa de protección del sistema público llegó al 61% al final de las vacaciones del verano, un momento en que se rescinden un gran número de trabajos estacionales. La cifra presenta una mejora respecto al mismo mes de los dos ejercicios precedentes. En 2017, el 59,23% del total de los parados del país percibían la prestación. El año anterior, 2016, la cobertura se quedó en el 58,22%.

Revalorización de la cuantía

También se ha revalorizado la cuantía media de la prestación. Los beneficiarios del subsidio de paro cobraban unos 788 euros en agosto, mientas que en el mismo periodo de los años anteriores la retribución estaba en los 783,1 y 780 euros, respectivamente. La mejora implica un cierto incremento salarial, ya que el subsidio se calcula a partir de la retribución básica por la que se ha cotizado, con un tope de 1.411,83 euros si el beneficiario tiene dos o más hijos a su cargo.

No existen estudios que calculen cuántos de estos beneficiarios han conseguido el reconocimiento de la prestación del Servicio Público de Empleo (SEPE) tras llegar a un acuerdo con la empresa de la que sale.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información